buscar
Espanol flagIngles flag






Tiempo estimado de lectura 4:50 min. rellotge



Tres sombreros de copa, de Miguel Mihura

Miguel Mihura (1905-1977) fue dramaturgo, periodista y autor español que renovó el teatro cómico español con su facilidad para los juegos semánticos y el enredo con algo de absurdo.

En el año 1976 es elegido miembro de la Real Academia Española.

El padre de Miguel Mihura fue actor y empresario, con lo que desde pequeño estuvo en contacto con el mundo teatral. Tras terminar sus estudios secundarios abandona la instrucción académica para dedicarse al dibujo humorístico en diversas publicaciones. Escribe tres comedias teatrales en colaboración, pero luego pasa a dedicarse al cine como guionista, una de las películas más destacadas es “Bienvenido, Mister Marshall” junto a Berlanga y Bardem. Reanuda su creación teatral en el año 1953 y la prolonga hasta el 1968. Mihura es un soltero empedernido, perezoso y afable que conquista a su público adaptándose a lo que le piden.

Algunas obras destacadas del dramaturgo español son: “El caso de la señora estupenda” (1953), “El caso del señor vestido de violeta” (1954), “Sublime decisión” (1955), “Mi adorado Juan” (1956), “Carlota” (1957), la parodia policíaca “Melocotón en almíbar” (1958), “Maribel y la extraña familia” (1959) que le vale un Premio Nacional de Teatro, y “La bella Dorotea” (1963) entre otras.

Su producción teatral comienza con la obra “Tres sombreros de copa” escrita en el año 1932 y se destaca como su mejor comedia. Fue escrita antes de la guerra civil pero dada la revolución que produciría en el teatro español, no es presentado su estreno hasta principios de los años cincuenta. Su decepción fue terrible ya que nada más empezar su carrera se le cierra el paso.
Un tiempo más tarde, sumido en la amargura, confesó que había decidido “prostituirse” y que “haré ese teatro comercial o de consumo, al alcance de la mentalidad de los empresarios, de los actores, de la actrices y de ese público burgués que, con razón no quiere quebrarse la cabeza después de echar el cierre a la puerta de su negocio”. Tras esto serán muchos los que le acusarán por claudicar y otros, como Torrente Ballester, que le exculpará haciendo responsable de sus concesiones a la pobreza cultural de la sociedad española de la posguerra.
El autor declaró que comenzó la obra “Tres sombreros de copa” para distraerse de una larga enfermedad. En la comedia se proyectan ciertas experiencias personales del autor como un viaje que realizó con una compañía cómica durante el que se enamoró de una bailarina, y la ruptura con su novia.

La obra se centra en la figura masculina de Dionisio, personaje principal descrito como un ciudadano medio, de clase media, de aspecto normal, que se aloja en un humilde hotel en vísperas de su boda con su novia de toda la vida.
Dionisio has vivido siempre inmerso en un mundo convencional y gris, en el que va instalarse definitivamente tras su matrimonio. Pero de repente, durante la noche anterior a su boda, una joven bailarina llamada Paula entra en su habitación invitándole a conocer otro mundo. Tras ella también entra toda su tropa, una serie singular de personajes estrafalarios.
Hay un momento en el que gracias al carácter alegre y vivo de Paula, el protagonista Dionisio se plantea no acudir a su boda al día siguiente.
El personaje de Dionisio, presentado bajo los rasgos de la timidez y la cursilería, comienza a crearse un gran problema, quiere escapar del destino al que ve que conduce su vida llena de convencionalismos y ve la oportunidad de escapar a un mundo desconocido e inquietante.
De Paula el autor asegura que “ella únicamente se salva de todo lo ridículo, de todo lo imbécil que le rodea”. Es la antítesis de una virtuosa señorita, es imaginativa, alegre y bella, una mujer que huye de sensacionalismos aunque por ello se siente marginada de la sociedad.

Los demás personajes son los muñecos que necesita la comedia para tomar cuerpo dramático de farsa. Algunos de ellos son: el odioso señor, el cazador astuto, el anciano militar, el alegre explorador,… En definitiva los personajes de “Tres sombreros de copa” recrean, en muchos casos, un mundo absurdo por lo que algunos críticos han considerado esta obra como precursora del teatro Ionesco y de Becckett.

La comedia de “Tres sombreros de copa” se compone de tres actos que corresponden al tradicional esquema de planteamiento, nudo y desenlace. La obra también atiende a las tres unidades clásicas: una sola acción, un mismo escenario y una noche. Las escenas de cada acto se suceden y enlazan de un modo magistral. También perfectas son las salidas y entradas de los personajes que se caracterizan por la movilidad y la fluidez.
Mihura utiliza los tres tipos de comicidad: la de caracteres, de situaciones y de lenguaje. En esta última comicidad es esencial destacar el diálogo que marca el vanguardismo de preguerra, con su tendencia a lo irracional.

En esta obra podemos encontrar un humor basado en la suspensión o transgresión de lo establecido por la lógica o por la experiencia, con lo que el lenguaje conduce a lo imposible o absurdo.
Las rupturas con la lógica son abundantes, un ejemplo podría ser cuando Dionisio dice que su padre era “militar pero poco” o cuando le pregunta si se casa y dice “sí, me caso, pero poco…”.
En la comedia también aparecen los valores caricaturescos y satíricos del humor de Mihura, en muchas ocasiones encontramos la destrucción paradójica de un lenguaje ridículo o cursi, un ejemplo podría ser cuando Dionisio se refiere a su novia como su “caperucita encarnada o bichito mío”.
Aparece un fondo trágico de la obra con ingredientes patéticos y con un combinado de poesía. En algunos diálogos se juntan lo poético y lo cómico en un contrapunto. En definitiva esta primera obra de Miguel Mihura es un hito en la historia del teatro español contemporáneo. De hecho algunos autores han considerado a Mihura como un precursor del teatro de lo absurdo.

A diferencia de otros autores de la época Mihura no utiliza la filosofía existencial, pero sí una concepción de la vida pesimista, desencantada y revestida con un disfraz burlesco. También por otra parte se señala el lenguaje cómico que viene del vanguardismo.
Respecto al teatro español actual, podría decirse que “Tres sombreros de copa” incluye muchos detalles de la forma moderna de hacer teatro, con lo que se puede decir que Mihura se adelantó a su época como en sus elementos musicales, o en ciertas formas de la farsa.

Esta loca comedia podría tener influencia del cine mudo, en especial Búster Keaton, y del humor verbal de los Hermanos Marx, ya que la obra destaca por el ingenio de los personajes y la vivacidad en los diálogos. No podemos olvidar tampoco la creación de situaciones absurdas que llenan al autor a crear un ritmo frenético.








...por Saray Maestro ...por Saray Maestro


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2013 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::