buscar
Espanol flagIngles flag






Tiempo estimado de lectura 4:42 min. rellotge



Rafael Sánchez Ferlosio

El 4 de diciembre de 1927 fue el día en que nació el célebre escritor español Rafael Sánchez Ferlosio. Su pasión por la literatura la llevaba en los genes, puesto que su padre, Rafael Sánchez Mazas, también era escritor.

Su madre era de origen italiano. De niño, cuentan que tal y como ocurre en su famoso libro “Alfanhuí”: “su madre lo encerró en un cuarto con una pluma y un papel, y le dijo que no saldría de allí hasta que no escribiera como los demás”. De hecho, el pequeño gran escritor: “cuando se veía solo, sacaba el tintero y se ponía a escribir en su extraño alfabeto”.

De joven, Rafael Sánchez Ferlosio comenzó unos estudios preparativos para ingresar en la Escuela de Arquitectura. No obstante los acabó dejando para pasarse a unos estudios que le atraían mucho más. Los de lenguas semíticas en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Complutense de Madrid. En tal universidad consiguió el Doctorado en Filosofía y Letras y conoció, además, a la singular escritora Carmen Martín Gaite, que poco tiempo después se convertiría en su esposa. Por otro lado, inició los estudios de cinematografía en la Escuela Oficial, aunque los dejó a medias.

Su producción literaria empezó cuando Sánchez Ferlosio comienza a publicar relatos varios en distintas publicaciones de finales de los cuarenta. Se encargó también de la “Revista Española” junto con Ignacio Aldecoa y Alfonso Sastre. Allí publicó dos narraciones y la traducción: “Totò il buono” del autor C. Zavattini.

Su primera novela sale a la luz en 1951 con el título: “Industrias y andanzas de Alfanhui”. Se trata de una obra que no pasó desapercibida, sobretodo por su riqueza argumental y su característico estilo narrativo. El argumento gira entorno a un niño que es expulsado del colegio por escribir en un alfabeto ininteligible. Luego, su madre lo encerrará en un cuarto. A través de esta experiencia Alfanhuí acabará creando su propio mundo. De esta inolvidable novela destacamos el fragmento siguiente: “El otro lado de las cosas: el campo ardiente; las lomas sucesivas como lomos de animales cansados, la rueda de buitres amenazante; la sombra paulatina; la parda; esquiva y felina oscuridad que lo sume todo en acecho de alimañas, con sigilo de zarpas, de garras y de dientes escondidos, en una noche olfativa, voraz y sanguinaria que toma el relevo de la tortura implacable del sol, que aplasta la tierra como un pie gigantesco, que ciega la mirada con su luz ultrametálica, y que hiere el suelo en saetas de polvo encendido”.

Pero la obra más relevante de Rafael Sánchez Ferlosio es, sin duda alguna, “El Jarama” que obtuvo el Premio Nadal en 1955 y el Premio Crítica en 1956. Esta extraordinaria novela se centra en un domingo de estío, muy cerca del popular río. El autor hace especial hincapié en el lenguaje coloquial, por lo que se ha llegado a hablar de “novela-magnetofón”. Y es que, no en vano, la riqueza de lenguaje es impresionante: reproduce con exactitud los diálogos vulgares de los protagonistas con sus singulares modismos y giros populares. “El Jarama” está considerada una obra magna de la literatura de posguerra. Por ello, no son pocos los estudios que se le han dedicado, tanto por su función lingüística como por su interesante contenido. De esta magnífica obra resaltaremos el siguiente fragmento: “El sol arriba se embebía en las copas de los árboles trasluciendo un follaje multiverde. Guiñaba de ultrametálicos destellos en las rendijas de las hojas y hería diagonalmente el ámbito del seto, en saetas de polvo encendido, que tocaban el suelo y entrelucían en la sombra, como escamas de luz. Moteaba de redondos lunares, monedas de oro, las espaldas de Alici y de Meli, la camisa de Miguel y andaba rebrillando por el centro del corro en los vidrios, los cubiertos de alpaca, el aluminio de las tarteras, la cacerola roja, la jarra de sangría, todo allí encima de blancas, cuadrazules servilletas extendidas sobre el polvo”. 

Rafael Sánchez Ferlosio, unido en matrimonio con Carmen Martín Gaite, se pasó mucho tiempo sin escribir nada. Pero en 1974 volvió a centrarse en lo que es su vocación más certera. Así, es en esta fecha cuando empieza a realizar nuevas publicaciones. Salen, pues, a la luz distintos artículos y ensayos de muy diversa índole como: “Las semanas del jardín”. Señalaremos también otras obras como: “Dientes, pólvora, febrero” (1961) y “Alfanhui y otros cuentos” que sale en el mismo año. Luego, destacan: “El corazón caliente” (1961) y la ya nombrada “Semanas en el jardín” (1974), entre otras publicaciones. Por supuesto, no podemos pasar por alto su labor en cuanto a poesía, narración breve y cuentos.

Tampoco resulta cuestionable su increíble talento como traductor. Ello lo podemos comprobar a través de obras como: “Milagro en Milán” o “Les enfants sauvages”. Al mismo tiempo, sus obras han sido también traducidas y a no pocos idiomas, además, siendo sólo algunos ejemplos las siguientes lenguas: alemán, inglés, ruso, chino, francés e italiano.

En 1986 se publicaron dos ensayos del autor: “Mientras no cambien los dioses, nada ha cambiado” y “Campo de Marte” además de la recopilación periodística “La homilía del ratón” y la novela “El testimonio de Yarfoz”. Después de un tiempo, en 1992, sale su libro “Ensayos y artículos” y al cabo de un año aparece una obra de reflexiones con el peculiar y filosófico título: “Vendrán más años malos y nos harán más ciegos”. Con tal libro el genial escritor español se hace con el Premio Nacional de Ensayo y el Premio Ciudad de Barcelona (1994).

En el año 2003 sale a la luz “Non olet”. La obra es reeditada por la editorial Destino, que es la misma que la edita por vez primera. En el año 2005 publica “El geco” con un claro mensaje moral y sorprendentes parábolas imaginarias. Pero antes de esta última hazaña Rafael Sánchez Ferlosio consiguió otra que, seguro, le hizo mucha más ilusión. Esto es, obtener nada más y nada menos que el Premio Cervantes (2004). Todo un mérito, no apto para la mayoría de los mortales.

Sobre la carismática figura de Sánchez Ferlosio, Luciano G. Egido escribe: “Pero su fuerte sigue siendo la escritura, que viene a demostrar tácticamente que nunca fue más verdad que la forma es el fondo y que lo que fundamentalmente es Rafael Sánchez Ferlosio es un gran escritor, que todo lo redime con su poderosa originalidad lingüística, con el intenso tirón de su estilo, con la fuerza controlada de su palabra, auténticamente, mágica”.








...por Carme Bosch ...por Carme Bosch


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




3 comentarios en Rafael Sánchez Ferlosio

  1. Rafael Sánchez Ferlosio es un escritor de primera magnitud que empezó su labor literaria publicando relatos en revistas de finales de los años cuarenta.

  2. Sánchez Ferlosio ha destacado por sus ensayos, artículos periodísticos y obras de pensamiento. Sus ensayos, artículos periodísticos y otras obras de pensamiento están recogidos en libros como: “Personas y animales en una fiesta de bautizo” (1966), “Las semanas del jardín” (1974), “Mientras los dioses no cambien nada habrá cambiado” (1986), “La homilía del ratón” (1986), “Vendrán más años malos y nos harán más ciegos” (1993), “El alma y la vergüenza” (2000), “La hija de la guerra y la madre de la patria” (2002) y “Non olet” (2003).

  3. Comentar de la biografía de Rafael Sánchez Ferlosio que en el año 2004 recibió el Premio Cervantes de Literatura en reconocimiento al conjunto de su obra literaria.

Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2013 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::