buscar
Espanol flagIngles flag






Tiempo estimado de lectura 4:46 min. rellotge



Miguel Mihura

Dramaturgo, periodista y autor español de guiones cinematográficos, Miguel Mihura es considerado el autor más importante y creador del teatro de lo absurdo y de humor en lengua castellana.

El escritor español Miguel Mihura nació en Madrid el 21 de julio de 1905 en el seno de una familia ligada al teatro. Su padre fue el famoso actor, autor y empresario Miguel Mihura Álvarez. Por ello desde niño se moverá en el ambiente teatral y todo ello le influirá en su propia trayectoria dramática.
Tras finalizar sus estudios secundarios en el colegio San Isidoro, el autor dejó su formación académica para dedicarse al dibujo humorístico. Realiza creaciones en diversas publicaciones tales como “Muchas gracias”, “Buen humor” y “Gutiérrez”, donde conoce autores con los que comparte viñetas y artículos, todos ellos influenciados por Ramón Gómez de la Serna, como Antonio Lara, Tono, Enrique Jardiel Poncela o Edgar Neville.

Fue uno de los fundadores de las revistas humorísticas y satíricas “La ametralladora”, entre 1936 y 1939, y “La Codorniz” en el año 1941. “La ametralladora” la dirigió durante la Guerra Civil Española ya que era una revista de la España nacional. “La Codorniz” la dirige hasta 1946 imponiéndole un original tipo de humor fresco y descabellado.
Aunque su obra más famosa la comenzó a escribir antes de la guerra, su reconocimiento fue tardío, pues sólo estrenó con regularidad sus creaciones a partir de los años cincuenta.
La trayectoria como autor de Mihura comienza con la obra “Tres sombreros de copa” escrita en el año 1932. Pero en esos años la obra no fue comprendida y tuvieron que pasar veinte años para poder estrenarla. Apenas al poco de comenzar su andadura el joven autor se decepciona porque ve como se le cierran las puertas, de lo que él esperaba que fuera su futuro.
Amargamente comentaría “tendré que prostituirme y crear ese teatro comercial y de consumo, al alcance de la mentalidad de los empresarios, de los actores, de las actrices y de ese público burgués que, con razón, no quiere quebrarse la cabeza después de echar el cierre a la puerta de su negocio”.

Fue criticado por algunos por haberse dejado vencer fácilmente pero el autor Torrente Ballester lo exculpará. Aún así, su posterior teatro está por debajo de lo que supuso en su día “Tres sombreros de copa”.

Años más tarde escribe también tres comedias en colaboración, pero pasa luego a dedicarse al cine como guionista, especialmente destaca su colaboración con Berlanga y Bardem en “Bienvenido, Mister Marshall” en 1952.
Colaboró también con otros autores en obras de éxito como “¡Viva lo imposible!” (1939), “Ni pobre ni rico, sino todo lo contrario” (1943) y “El caso de la mujer asesinadita” (1932). Comunes a las tres son la originalidad de situaciones y lo hilarante del diálogo, además de apuntar a un inconformismo ante las convenciones. La mejor de las tres obras es la tercera, de perfecta construcción y de un sentido completamente dramático.
Como su primera obra teatral aparece por fin la obra “Tres sombreros de copa” realizada veinte años antes. Su estreno constituyó uno de los acontecimientos capitales del teatro español del siglo XX. Tal fue su estela que posteriores dramaturgos intentarían seguir su camino, sin llegar nunca a hacerle sombra.
A partir de los años cincuenta se produce un pequeño cambio en la obra de Mihura ya que la sátira se impone sobre el humor.

Este viraje se aprecia en sus obras. Tras un paréntesis escribe “El caso de la señora estupenda” (1953), un evidente producto de su deseo de plegarse a los gustos del público burgués en busca de éxito. El viraje de su obra se consolida en “A media luz los tres”.
“El caso de la señora vestida de violeta” (1954) tiene un primer acto perfecto por sus sorpresas escénicas y su gracia coloquial, pero finalmente desemboca en un abierto inconformismo.
Mihura renovó el teatro cómico español por unos juegos semánticos y el enredo con algo de lo absurdo.
En cambio en “Sublime decisión” (1955) constituye uno de sus mayores aciertos. Es la deliciosa historia de una muchacha que, rompiendo con los moldes y los prejuicios de su época, decide ponerse a trabajar en una oficina. El tema de la libertad comienza en esta obra y continua en las siguientes como: “Mi adorado don Juan” (1956) cuyos protagonistas intentan escapar de una vida rutinaria y a la vez el autor invita al espectador a vivir al margen de las estrictas normas sociales.
Otra obra relacionada es “La bella Dorotea” (1963) en la que una mujer que, abandonada el mismo día de su boda por las habladurías, decide seguir vestida de novia desafiando a la sociedad. La mujer llamada Dorotea, se enfrenta con una sociedad cruel y mezquina.
“Carlota” (1957) supone un modelo de comedia policíaca y de un fabuloso humor. En la misma línea se encuentra la parodia policíaca “Melocotón en almíbar” (1958). En ella se representa a una monja caracterizada como buena persona y ajena a las intenciones de una banda de delincuentes, con los que se ve obligada a vivir.

En el año 1959 alcanza otro de sus mayores éxitos: el estreno ante un público completamente entregado a su nueva obra titulada “Maribel y la extraña familia”, la cual le vale un nuevo Premio Nacional de Teatro. En la obra se cuenta una historia de una prostituta eximida gracias al cariño de unos seres que son capaces de descubrir lo mejor de su persona. Es un reflejo de la sociedad que condena a aquellas personas a las que no ve nada más que por encima.

Sus obras restantes no aportan mucho a su trayectoria teatral. Algunas de ellas son: “Ninette y un señor de Murcia” (1964), “Solo el amor y la luna traen fortuna” (1968)…
Pese a las limitaciones, impuestas principalmente, Mihura se convierte en la primera figura del teatro cómico español posterior a la Guerra Civil Española.
Nadie pone en duda su capacidad para contar temas sorprendentes, creando el género del enredo o el teatro policiaco. Cabe destacar también su sabiduría en cuanto al manejo de los recursos escénicos y su habilidad con el diálogo.
Combina a la perfección la imaginación y el humor con la ternura a la hora de tratar a sus personajes. Sus obras tienen toques de poesía que le proporcionan profesionalidad y encanto.
Miguel Mihura vive una vida tranquila, sin mayores complicaciones. Es un solterón empedernido, perezoso y afable, que va conquistándose al público y adaptándose a lo que este pide.

En el año 1976 es elegido miembro de la Real Academia Española. Mihura recibió en dos ocasiones el Premio Nacional de Teatro y en el año 1964 obtuvo el Premio Nacional de Literatura “Calderón de la Barca”.

Miguel Mihura muere en Madrid en el año 1977.








...por Saray Maestro ...por Saray Maestro


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




3 comentarios en Miguel Mihura

  1. Miguel Mihura fue uno de los fundadores de las revistas humorísticas La Ametralladora y La Codorniz.

  2. Miguel Mihura dejó una nutrida obra teatral que supuso una renovación del teatro cómico español, en el cual introdujo elementos innovadores como juegos semánticos, situaciones propias del teatro del absurdo y aspectos imaginarios.

  3. ¿Dónde triunfa Miguel Mihura como periodista, humorista y dramaturgo?

Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2013 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::