buscar
Espanol flagIngles flag






Tiempo estimado de lectura 4:30 min. rellotge



Metanoia, de Carlos Edmundo de Ory

Carlos Edmundo de Ory ha sido un poeta tradicionalmente ignorado. Buena parte de su obra se halla diseminada en revistas y publicaciones varias, aunque se han compilado varias antologías representativas, en mayor o menor medida, de su trayectoria poética. Metanoia es una de ellas.

Carlos Edmundo de Ory nació en Cádiz en 1923. Su padre era el poeta modernista Eduardo de Ory. Se trasladó a París en 1955, y desde entonces ha vivido en el extranjero. Actualmente se encuentra radicado en Amiens.

Pertenecería a una nómina de autores españoles que tal vez estuvieron en el lugar equivocado en el momento equivocado, como es el caso de Juan Eduardo Cirlot. Al igual que ocurre con este último, la obra del poeta gaditano supone una adopción muy personal de la herencia del surrealismo y de otras aportaciones de los movimientos de vanguardia gestados y desarrollados a lo largo del siglo XX en el ámbito europeo. Aunque en España el conocimiento de su obra ha sido reducido, en Europa ha gozado de una mayor difusión; y cabe destacar que el poeta de la generación beat americana Ginsberg, amigo de Ory, preparó junto a Edith Grossman una traducción de sus poemas que no acabó de ver la luz. Fue adalid, junto al pintor Eduardo Chicharro y al poeta italiano Silvano Sernesi, del llamado Postismo, movimiento que, como su propio nombre indica, conforma una de las últimas manifestaciones de la Vanguardia hispánica. Dos efímeras revistas, Postismo y La Cerbatana (de las cuales únicamente un número vio la luz) sirvieron para dar a conocer a mediados de la década de los 40 dicha propuesta estética, que recoge elementos del surrealismo, el cubismo o el dadaísmo para generar un movimiento que fue acogido fríamente en su marco histórico al no adaptarse a las tendencias poéticas por entonces en boga en España, centradas bien en la evasión garcilasista de las crudas circunstancias históricas, o bien en la incipiente poesía social. De ahí que durante mucho tiempo se haya soslayado la presencia de poetas como Carlos Edmundo de Ory en el panorama de las letras españolas del siglo XX.

La antología Metanoia fue elaborada por Rafael de Cózar, un destacado estudioso de la poesía de Ory y de la poesía experimental en España, salió publicada en 1978, y constituye una muestra muy representativa de la literatura del escritor, así como un buen medio para acercarse a sus textos. El título corresponde a una palabra griega que viene a significar “conversión”, con lo que hace referencia a la noción central de catarsis, de transformación ligada a una expansión del conocimiento. En este sentido la idea de introrrealismo cobra su pleno sentido como concepción de la poesía centrada en la indagación de la experiencia interior del hombre, en la exploración catártica de los recovecos interiores. Dicha denominación fue otorgada por el propio poeta y por el pintor dominicano Darío Suro a una nueva tentativa iniciada por ambos en 1951 con el objeto de dinamizar el panorama cultural español, que no tuvo mejor suerte que la efímera aventura postista –aunque obtuvo las simpatías de figuras como Vicente Aleixandre o Eugenio D’Ors–, y cuya bandera de presentación fue la proclama Nuestro tiempo: Poesía. Nuestro tiempo: Pintura.

Otra experiencia relevante de Ory como impulsor de propuestas culturales diferentes fue el desarrollo, ya en Amiens, del A.P.O. (Atelier de Poésie Ouverte) en 1968, animado en buena medida por el clima sociocultural que se respiraba en Francia en dicho año. En el seno del A.P.O. se llevaron a cabo actividades diversas, con un espíritu marcadamente colectivo, como lecturas, representaciones, publicaciones varias, collages… Dicha iniciativa, que duró más de dos años, fue vista con recelo y le costó al poeta el empleo de bibliotecario en la Maison de la Culture que desempeñaba por aquel entonces. Rafael de Cózar da buena cuenta de todos estos aspectos en el estudio preliminar de la edición crítica de Metanoia, ofreciendo una panorámica sobre la vida y obra del autor que le ocupa, analizando el impacto y la relevancia de las propuestas novedosas auspiciadas por Ory y sus compañeros en el contexto que les tocó vivir.

La poesía del autor hereda la veta visionaria propia del Romanticismo más arriesgado desde Hölderlin o Novalis. Él siempre ha sido consciente de su marginalidad dentro de las letras españolas, aunque no se trata de una marginalidad buscada como una pose, sino que deriva de lo arriesgado de su propuesta y su divergencia con las líneas que ha seguido mayoritariamente la lírica española de posguerra. Y de ahí que la última antología dedicada a su obra, editada por Jaume Pont y aparecida en 2004 en Círculo de Lectores, haya recibido el título Música de lobo, identificándose la figura del poeta con este animal a menudo solitario y rechazado.
En la obra de Ory lo cómico, lo grave y lo lúdico se suceden e imbrican, en ocasiones dentro de un mismo poema. “Lo mismo soy sublime que grosero” reza una de sus composiciones, en lo que puede tomarse como una significativa declaración de intenciones. Se alterna el afán por el juego con la gravedad y la hondura líricas, a menudo enmarcadas en un ambiente nocturno. Se trata, asimismo, de una poesía marcadamente musical. En consonancia con ese carácter “introrrealista” apuntado, la escritura se sustenta en buena parte en imágenes fuertemente imaginativas y en el tamiz que la interioridad otorga a los acontecimientos del exterior. Gracias a la influencia de la figura paterna la impronta del modernismo no es desdeñable en la poesía de Ory. Aunque el vanguardismo marca gran parte de su producción, el escritor no ha desdeñado el cultivo de moldes tradicionales como el soneto, y una muestra representativa de ello la constituye el libro Soneto vivo, publicado en 1988.

Además de poesía, escribió varios relatos, ensayos, y sentencias breves (que ha denominado “aerolitos” y de los que hay una buena muestra en Metanoia), que en los últimos años han sido también recopilados en antologías diversas. Asimismo, ha sido publicado su voluminoso Diario, que cubre desde 1944 hasta 2000. El reconocimiento hacia su obra se ha ido despertando en las últimas décadas; además de las ediciones de la misma, destacan las distinciones que se le han otorgado, entre ellas el reciente nombramiento como Hijo Predilecto de Cádiz.








...por Juan R. Vélez ...por Juan R. Vélez


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2013 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::