buscar
Espanol flagIngles flag






Tiempo estimado de lectura 4:47 min. rellotge



María Luisa Bombal

María Luisa Bombal Anthes nació en Viña del Mar (Chile) en 1910. Aunque su obra es breve, pues comprende únicamente dos novelas y algunos cuentos, ha logrado hacerse un hueco de honor entre las principales escritoras latinoamericanas del siglo XX.

Viajó a París en 1919, tras la muerte de su padre, y estudió Letras en la Universidad de La Sorbona. Asimismo, asistió a clases de violín y de teatro en el Atelier de Charles Dullin, donde también se formarían Antonin Artaud y Jean-Louis Barrault, aunque relegó estas inclinaciones en favor de la literatura y, en el caso del teatro, también por presiones de su familia, que no veía con buenos ojos dicha dedicación. Algunas de sus primeras tentativas literarias despertaron elogios por parte de autores como Ricardo Güiraldes. Al volver a Chile en 1931 entró en contacto con el mundo intelectual del país y conoció a Eulogio Sánchez Errázuriz, piloto, ingeniero civil y amigo de su familia, con el que comenzó un idilio. Sin embargo, él aducía que su condición de separado dificultaba la relación; de este modo, se fue distanciando y la situación de amor no correspondido tuvo un desenlace violento cuando la autora se disparó en un hombro con una pistola que pertenecía a Eulogio.

En 1933 viajó a Argentina, instalándose en Buenos Aires en casa de Pablo Neruda, por entonces recién nombrado cónsul. El poeta chileno la bautizó con apodos como “Abeja de fuego”, “Mangosta”, “María Piojo” y “Madame Merimée”, este último motivado por la tesis de licenciatura que Bombal dedicó al autor francés en La Sorbona. Entró por entonces también en contacto con personalidades como Oliverio Girondo, Federico García Lorca, Luigi Pirandello, Alfonsina Storni, Victoria Ocampo, Alfonso Reyes o Jorge Luis Borges, a quien llamaba cariñosamente “Georgie”. Su primera novela, La última niebla, se fue gestando en la cocina de la casa de Neruda, mientras él escribía el segundo tomo de Residencia en la Tierra. Fue terminada cuando el autor ya se encontraba en España, donde recibió una copia de esa primera novela de la “abeja de fuego” a la que alojó en su casa, y a quien comunicó que escritores españoles como Lorca y Aleixandre habían acogido muy favorablemente el libro. Con sólo 24 años había concebido una obra capital en las letras chilenas.

Se casó por entonces con Jorge Larco, pintor que decoró las obras de teatro de García Lorca representadas en Buenos Aires, aunque el matrimonio duró poco (Larco era homosexual). En casa de Borges tuvo lugar un incidente con el español Guillermo de Torre; éste afirmaba la superioridad de los escritores españoles frente a los latinoamericanos, a los que ninguneaba. Para ilustrar sus palabras recurrió a un libro de Azorín que leyó en voz alta para ejemplificar lo que según él debería ser el castellano. Borges y Bombal corrigieron profusamente ese libro, lo que provocó un monumental enfado por parte del crítico español. El contacto de la autora con el mundo del cine se produjo a raíz de una crítica de la película Puerta cerrada que escribió en la revista Sur, a instancias de José Bianco. La reseña gustó a Luis Saslavsky, director del citado film, quien le pidió que redactara el guión para su siguiente proyecto con Libertad Lamarque como actriz, titulado La casa del recuerdo, que se estrenaría en marzo de 1940.

Su otra novela, La amortajada, publicada en 1938, confirmó lo anticipado por La última niebla. Se trata de la narración retrospectiva de la vida de Ana María, una mujer muerta, durante el velatorio y entierro de la misma. Uno de sus personajes, María Griselda, es protagonista de una narración posterior (”La historia de María Griselda”, de 1946) que sirve, en cierta manera, como “prolongación” de dicha obra. Bombal estaba muy orgullosa de La amortajada, que recibió también críticas muy favorables, siendo contemplada como una obra fundamental en la literatura latinoamericana.

Viajó a Estados Unidos como representante en un Congreso Internacional del Pen Club, una asociación internacional de escritores, conociendo a autores como Sherwood Anderson o Erskine Caldwell. En el país la confundían ocasionalmente, por su físico, con la actriz Barbara Stanwyck. En 1941 volvió a Chile, y de nuevo su amor frustrado con Eulogio Sánchez, a quien no había conseguido olvidar, motivó otro incidente: la autora disparó tres veces contra el piloto, aunque éste la eximió de responsabilidad y fue absuelta por la justicia tras cuatro meses de reclusión; después del incidente volvió a marchar a E.E.U.U.
Hollywood compró los derechos de La última niebla con el objeto de llevar a cabo una adaptación cinematográfica, que iba a ser dirigida por John Huston e iba a contar con Lauren Bacall y Humphrey Bogart como pareja protagonista. Bombal reescribió la obra en inglés con el título de House of Mist; sin embargo, el proyecto resultó truncado. En 1944 contrajo matrimonio con el conde Raphael de Saint-Phalle, aristócrata francés nacionalizado estadounidense, veinticinco años mayor que ella. Tras enviudar, viajó a Buenos Aires en 1971 y dos años más tarde volvió a Chile.

En su obra los planos de la realidad y el ensueño se superponen y funden a menudo. En todas las protagonistas femeninas de sus narraciones hay un poso de la vida de la propia autora. Ella misma reconocía la carga poética de su prosa, su búsqueda del ritmo, de las ondulaciones del lenguaje. Esa musicalidad vendría dada en buena parte por sus lecturas de Valéry, Rimbaud, Verlaine y Baudelaire. No hay que olvidar tampoco la importancia de la música que está detrás de la génesis de un relato como “El árbol”. Era tremendamente minuciosa revisando y puliendo sus textos, y debido a ese afán de perfeccionamiento el proceso de escritura le llevaba mucho tiempo. Por la brevedad e intensidad de su obra ha sido comparada con Juan Rulfo. Tras su última novela llegó una etapa de silencio literario, sobre todo a partir del fallecimiento de su marido, y dicho aislamiento llevó a algunos a darla por muerta prematuramente. Pese a que existía un consenso entre los escritores acerca de que debía otorgarse a María Luisa Bombal el Premio Nacional de Literatura, nunca recibió dicho galardón, aunque sí obtuvo otros, como el de la Municipalidad de Santiago, el de la Academia Chilena de la Lengua, el premio Joaquín Edwards Bello o el que llevaba el nombre de Ricardo Latcham.

Los escarceos con el alcoholismo la acompañaron durante buena parte de su vida, y aquejada de una dolencia hepática, murió el 6 de mayo de 1980. Su amiga Sara Vial cuenta que uno de los mayores temores de la escritora era el de ser olvidada tras su muerte, sin embargo hoy día está considerada como una de las más relevantes narradoras latinoamericanas del siglo XX.








...por Juan R. Vélez ...por Juan R. Vélez


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




2 comentarios en María Luisa Bombal

  1. En 1938 María Luisa Bombal escribe la que se ha calificado su obra más importante, “La Amortajada”, libro que solamente en 1942 se edita en Chile.

  2. María Luisa Bombal ha sido una autora aclamada, en 1974 obtuvo el Premio Ricardo Latcham. En 1976 fue condecorada con el Premio Academia Chilena de la Lengua. Finalmente, en 1978 ganó el Premio Joaquín Edwards Bello.

Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2013 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::