buscar
Espanol flagIngles flag






Tiempo estimado de lectura 3:47 min. rellotge



Marguerite Duras

Novelista, dramaturga y guionista y directora de cine, Marguerite Duras (1914-1996) se convirtió en una escritora reconocida mundialmente muchos años después de que empezara escribir.

La fama le llegó con El amante (1984) y demasiado tarde, cuando el alcohol la había sumido ya en un carrusel imparable de depresiones y en una enfermedad de la que jamás pudo recuperarse.

Seudónimo de Marguerite Donnadieu, Marguerite Duras –apellido idéntico al del nombre del pueblo donde pasó algunos veranos- nació el 4 de abril de 1914 en Gia Dinh (Vietnam), localidad cercana a Saigón y que por aquella época pertenecía a la Indochina francesa. Hija de Marie Legrand y de Henri Donnadieu, profesor de matemáticas, Duras quedó huérfana de padre a los cuatro años de edad, fatalidad que empujó a su madre a dar clases de francés para poder sostener a sus hijos.

En 1932 abandonó su lugar de nacimiento para trasladarse a París, donde estudiaría Ciencias Políticas y Derecho en la Universidad de la Sorbona. En 1935, ya licenciada, comenzó a trabajar como secretaria en el Ministerio de Colonias. En 1939 contrajo matrimonio con Robert Antelme y dos años después abandonó su trabajo en el Ministerio. Su matrimonio, sin embargo no duraría demasiado: tres años más tarde, en 1942, se casó con Dyonis Mascolo y consiguió publicar su primera novela, “Les Impudents” (1942). Dos años después apareció “La Vida Tranquila” (1944). Eran textos primerizos que denotaban su admiración por escritores como Virginia Woolf o Ernest Hemingway.

Durante la ocupación nazi, Duras se hermanó con el existencialismo –y la consecuente “literatura del compromiso”- de Jean-Paul Sartre y Simone de Beauvoir y se afilió al Partido Comunista, colaborando activamente con la Resistencia. Tampoco dicho casamiento se daría a largo plazo: a mediados de la década de los años 50, desengañada con la virulenta política seguida en la Unión Soviética, se sumergió definitivamente en las aguas de la creación artística. Fue a partir de esa renuncia que la escritura de Marguerite Duras empezó a adquirir vida propia, tiñéndose del personalísimo y experimental estilo que ya no la abandonaría nunca. 

Afín a los postulados del Nouveau Roman, movimiento liderado por el también escritor Alain Robbe-Grillet y por su rompedora concepción de la novela, que, a diferencia de la decimonónica, debía ser abierta, híbrida y reflexiva, la escritora francesa empezó a dar forma a un proyecto literario caracterizado precisamente por la mezcla indiscernible entre el género autobiográfico y el puramente novelesco y por la obsesión temática alrededor de la soledad, el amor y la muerte. De hecho, a partir de sus obras Duras se convirtió en una experta en el arte del camuflaje y el desconcierto, especialmente en todo aquello que se refería a su verdadera historia. Puede decirse, que, a pesar de adoptar mil máscaras, Duras era, al mismo tiempo, cada uno de sus personajes novelescos.

Después de “Un dique contra el pacífico” (1950), que supuso su revelación literaria, “El marino de Gibraltar” (1952), “Los caballitos de Tarquinia” (1953), “El Square: días enteros en las ramas” (1955) y “Moderato cantabile” (1958), Duras quiso aportar su imaginación artística al ámbito cinematográfico. Fue así como, en 1958 inauguró su carrera de guionista, colaborando con directores de la talla de René Clément (”This angry age”) o Alain Resnais (”Hiroshima Mon Amour”). No contenta con su incursión como escritora en el mundo del celuloide, Duras decidió sentarse en la silla del director en 1967, cuando realizó “La Música”. Después vino la realización de un notable conjunto de películas (entre las que destacan “Les Enfants” y “Indian Song”) teñidas todas ellas del vanguardismo y el experimentalismo más valiente de la internacionalmente conocida Nouvelle Vague.

Durante los años 60 y 70, y sin abandonar sus incursiones cinematográficas, Marguerite Duras escribió las novelas “El arrebato de Lol V. Stein” (1964), “El Vicecónsul” (1965), “La amante inglesa” (1967), “El amor” (1971) y “Canción India” (1973). Una década más tarde, cuando ya había sido víctima de los estragos del alcohol y de las depresiones que de él derivaron, la escritora y cineasta francesa escribió la que ha sido su obra más conocida y aquella que le valió el premio Goncourt: “El amante” (1984), llevada al cine por Jean-Jacques Annaud en 1992 y traducida a más de cuarenta idiomas. Obra controvertida, “El amante” constituye, para muchos estudiosos de su trayectoria literaria, el punto y final y, al mismo tiempo, el resumen de su larga y turbulenta vida. Aunque luego publicara otras novelas de alto nivel estilístico, como son “El dolor” (1985), “Ojos azules, pelo negro” (1986), “La vida material” (1987) y “El amante de la China del Norte” (1991), ninguna como aquella caló tan hondo en la sociedad francesa de la época. Escrita con sencillez extrema y sin ningún tipo de pudor, la obra supone la trasposición literaria de la historia de amor que la propia Duras vivió, cuando apenas tenía quince años, con un rico y ya maduro comerciante asiático en la Indochina colonial de los años veinte. Romance desmedido e incomprendido por sus allegados, Duras decidió que los surcos que aquél dejó en su alma de joven convertida en mujer salieran, medio siglo después, de un cuerpo, el suyo, hendido, entonces sí, por la corrosión de los años.

El cáncer, el tiempo y una vida colmada de excesos –vitales y artísticos- terminó con Marguerite Duras el 3 de marzo de 1996 en París. Tenía 81 años.








...por Saray Maestro ...por Saray Maestro


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




3 comentarios en Marguerite Duras

  1. La amplia trayectoria creativa de Marguerite Duras abarca más de 20 novelas, más de 16 obras de teatro originales y cuatro adaptaciones, varios libros de ensayo, varios guiones de cine y la realización de 18 películas, entre ellas cuatro cortometrajes de contenido político.

  2. Como diría la propia Marguerite Duras: “Soy más escritora que ser vivo, que alguien que vive; en mi vivencia, soy más escritora que alguien con vida. Así me veo”.

  3. Es maravilloso toparse en el mundo de las ideas con mentes tan traslucientes de imaginación como la que podemos observar con esta famosa escritora: Marguerite Duras. Es sorprendente e impactante como esta mujer pueda enfatizar con la expresión escrita…. Marguerite Duras es una maravillosa mujer y muy intelectual.

Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2013 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::