buscar
Espanol flagIngles flag






Tiempo estimado de lectura 4:42 min. rellotge



Madame Bovary, de Gustave Flaubert

El novelista francés Gustave Flaubert (1821-1880) era hijo de un cirujano. Fue educado en un ambiente de médicos, lo que le proporcionó un gran sentido de la observación.

Todo ello le sirvió de mucho para escribir Madame Bovary, como después veremos. Conoció a personajes de la talla de Victor Hugo, Louis Bouilhet y Maxime Du Camp. Flaubert es uno de los más grandes escritores de la historia. Se trata de un personaje puente entre el Romanticismo y el Realismo. Consiguió dar, de forma definitiva, una estructura válida a la novela. Un género, que en su época, aún resultaba un tanto ambiguo. Logró, así, elevarla al nivel de los géneros clásicos. Sus novelas están hechas de pequeñas y grandes vivencias. De esta forma, se inspiran en las experiencias del autor: las visitas que realiza, la gente que conoce, etc. Algunas de sus obras son: Memorias de un Loco(1838), Noviembre (1842), La educación Sentimental (1869), Salambón (1862), La Tentación de San Antonio (1874) y Correspondance (1830-1880).

Madame Bovary es una de las novelas más relevantes de todos los tiempos. Se trata de la obra cumbre de Gustave Flaubert. Cuando se publicó, en 1856, el escritor francés tuvo que ir a juicio por haber relatado una obra considerada ofensiva para la moral pública. Y es que las hazañas de una mujer casada, que le es infiel a su marido, eran muy mal vistas en la sociedad marcadamente machista y moralista de aquella época. No obstante, el escándalo fomentó, en parte, el gran éxito de la obra.

La novela empieza por acercarnos a la vida de un joven, Charles, que es un buen hombre, aunque no tiene demasiado encanto. Éste estudia medicina, aunque ésta no le entusiasma. Se casa sin estar muy convencido y más bien por hacer feliz a su madre, con una mujer adinerada. En una de sus visitas de médico a domicilio, se fija en una hermosa joven, Emma, y se va enamorando de ella. Al poco tiempo, su esposa muere y él queda libre para casarse con Emma. Él está perdidamente enamorado de ella y hasta daría su vida por su amor. En cambio ella, que no sabe mucho de la vida, primero se casa con ciertas ilusiones, pero pronto se le acaban. Se aburre mucho con la vida de matrimonio y no admira para nada a su marido, que le parece un hombre más bien vulgar y sin encanto. Para evadirse de la situación, Emma, como muchas mujeres, empieza a tener fantasías románticas. Pero la realidad se le hace aún más dura y comienza a querer llevarlas a cabo. Charles, como a muchos hombres, le cuesta entender los sentimientos de su esposa y no sabe bien qué es lo que le pasa a ésta. No se entera. Emma empieza a tener relaciones extra matrimoniales, lo cual tampoco le aporta la felicidad que anhela. Primero idealiza sus aventuras, los hombres de los cuales cree estar enamorada. Después, cuando se da cuenta de la realidad se desespera y se deprime. Es una desgraciada toda su vida y no sabe nunca qué hacer, siempre está perdida. Se convertirá en el ser más egoísta de la tierra, olvidando incluso a su propia hija. Por su parte, Charles, lo hará todo por ella, siempre buscará la forma de hacerla feliz, aunque fracase en el intento. Y es que para ella, todo lo que él haga es insuficiente.

En la obra destaca el tema de la decepción que uno tiene por falta de realismo. Es decir, Emma lo pasa tan mal, porque nunca ha mirado la vida de frente, tal y como es. Siempre ha ido idealizando las cosas y como consecuencia, sólo se lleva disgustos. Uno tras otro. Por otro lado está el tema típico, cotidiano y común en todas las épocas: la falta de comprensión entre hombre/mujer. Así, vemos como Charles no sabe entender a su esposa ni darle lo que realmente necesita. Por su parte, Emma, no valora todo lo que él hace por ella. Hablan lenguajes distintos. Charles cree que comprándole cosas y teniendo detalles con ella ya es suficiente. Emma, en realidad, todo lo que quiere es cariño, comprensión, afecto y pasión. En definitiva, todo lo emocional. Mientras que Charles habla en un lenguaje racional. Así, pues, no hay comprensión. Aunque siempre puede haber modificación, que no es igual a cambio sustancial, por parte de los dos. No obstante, esto en la novela no se da.
La crítica a los valores de la clase media es algo muy presente en la obra. Y es que en la agitada época del escritor, La Revolución Francesa de 1789 y el reinado imperial de Napoleón eran hechos que se recordaban perfectamente. Así como también el derrumbamiento de la clase aristocrática, que dio lugar al florecimiento de la burguesía. Ésta clase media estaba compuesta básicamente por comerciantes y capitalistas. Tenían, los burgueses, una rígida y conservadora moral tradicional, así como hipócritas maneras. Flaubert critica todo ello a través de Madame Bovary, que narra la vida de una mujer totalmente “encarcelada” por la ideología de la clase media. El autor también tocará este tema en otra famosa novela: La Educación Sentimental. Sobre los burgueses opinó siempre que eran seres superficiales, preocupados solamente por la economía.

El naturalismo es parte esencial de la novela. Así, Flaubert consigue plasmar los acontecimientos de la vida con una precisión médica. Y es que fue influenciado por su padre, cirujano. El mismo escritor decía que la literatura era como “la disección de una mujer hermosa”. El autor toma suficiente distancia como para dar lugar a la objetividad.

Gustave Flaubert declaró: “Madame Bovary soy yo”. En efecto, seguro que compartió con el personaje de Emma muchas batallas similares, debido al temperamento romántico del escritor. Sin embargo, ésta es una obra más bien realista. El autor se permite algunos pasajes románticos, eso sí, pero dejando muy claro las duras asperezas de la vida. Esta novela es, pues, una reacción a la idealización del Romanticismo. Por otra parte, con este libro empieza la novela moderna. Así, cuando Emma está triste, la prosa logra transmitir cierta pesadez. Cuando ella está agitada, la prosa comunica entusiasmo y rapidez. Además, con el humor de sus personajes, Flaubert transmite el espíritu de las obras de hoy.

Madame Bovary es una obra magna de la literatura universal. Gustave Flaubert necesitó seis largos años para llevar a cabo este gran proyecto. Con esta novela consiguió alcanzar su máximo nivel como escritor. El mismísimo Baudelaire afirmó que se trataba de una de las mejores novelas de todos los tiempos y que, con juicio o sin juicio, lograría la aceptación y el respeto por parte del público. Y así fue.








...por Carme Bosch ...por Carme Bosch


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2013 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::