buscar
Espanol flagIngles flag






Tiempo estimado de lectura 5:19 min. rellotge



Lope de Vega

El “Fénix de los Ingenios Españoles”, como en su tiempo lo llamaban, nació el 25 de noviembre de 1562. Este madrileño de padres humildes tuvo una vida tan apretada y turbulenta que es difícil de contar en pocas líneas.

Lope Félix de Vega Carpio fue lo que llamamos un niño precoz ya que cuentan que desde bien pequeño tenía una gran facilidad para crear versos, tanto que sus amigos le llegaron a cambiar sus escritos por juguetes. Comenzó estudiando en la escuela de Madrid que regentaba Vicente Espinel y a la edad de doce años ya había pasado los cursos de Humanidades con gran brillantez, y conocía en profundidad artes como la danza, la música y la esgrima. Continuó su formación en el estudio de la Compañía de Jesús, y en las Universidades de Alcalá hasta 1581, pero sin alcanzar ningún título. Al poco tiempo su suerte cambió ya que el infortunio de la vida trajo la muerte de sus padres. De repente Lope se vio huérfano y sin protección ni amparo, por lo que acudió a la hospitalidad que le daban en la casa de Don Jerónimo Manrique, inquisidor general y más tarde obispo de Ávila. Existen indicios de que también estudiara en la Universidad de Salamanca, antes de trabajar como secretario en la casa del duque de Alba.

Desde muy joven fueron famosos sus amores y su vida azarosa llena de aventuras reales que después plasmaba en sus obras. Al regreso de Lisboa en el año 1583 conoció a la que sería la primera de las numerosas mujeres que amó en su vida: la actriz Elena Osorio (la Filis de sus versos). Hija del empresario teatral Jerónimo Velásquez y separada de su marido. A los pocos años de procesarla su amor, Lope se enteró de que a su amada la pretendía un importante personaje, Francisco Perrenot, y que esto le separaba de ella, con lo que hizo circular contra ella y su familia unos versos insultantes y difamatorios. Por todo esto fue condenado al destierro y a salir de la corte durante ocho años.
Probablemente estuvo embarcado en la Invencible hasta que en 1588 contrae matrimonio por poderos con Isabel de Alderete (Belisa), hija del famoso pintor. Ambos residieron en Valencia, la capital del Turia donde por aquel entonces tenía un buen ambiente teatral que Lope supo aprovechar para el conocimiento de nuevas técnicas dramáticas, junto a notables dramaturgos como Tárrega, Gaspar Aguilar, Guillén de Castro, Carlos Boil y Ricardo del Turia. Después se trasladaron a vivir a Toledo y entró al servicio del quinto duque de Alba, Don Antonio de Toledo y Belmonte. Allí murió su esposa Isabel al dar a luz a su hija Teodora en 1594.

En 1595 Lope regresa a Madrid donde le dan el anhelado perdón, y también le esperan nuevos amores con Micaela Luján, Celia o Camila Lucinda a quien aclama en sus versos como una mujer bella e inculta a la vez que casada. Aún así mantendrá una relación que dará lugar a cinco hijos, entre ellos sus dos predilectos llamados Marcela (1606) y Lope Félix (1607). Lucinda es la única de las amantes de la que no constan huellas en la obras del autor.
Sin embargo en 1598 contrajo matrimonio en segundas nupcias, quizás por dinero, con Juana de Guardo que era hija de un rico abastecedor de carnes. El matrimonio tuvo tres hijos pero el poeta tan sólo escribió versos dedicados a su hijo Carlos Félix.

En 1605 conoce al duque de Sessa, Luis Fernández de Córdoba y de Aragón, con quien mantendrá una relación de secretario y confidente en degradantes aventuras amorosas. En Madrid establece desde entonces su residencia habitual y compra la casa de los Francos, hoy de Cervantes, en la que pasará el resto de sus días. En 1609 ingresó en la Congregación de Esclavos del Santísimo Sacramento. Al año su mujer Juana comienza a sufrir constantes enfermedades y en 1612 Carlos Félix, al que había dedicado la obra “Los pastores de Belén”, muere de unas calenturas. En 1613 muere Juana de Guardo al dar a luz a Feliciano.

Finalmente con tanta desgracia, en 1614, decide ordenarse sacerdote. La huella literaria de esta crisis se denotará en las “Rimas Sacras” que contienen los más bellos sonetos sacros del Barroco.
Poco le duró la castidad de sacerdote puesto que, pasados los primeros fervores místicos, el amor volvió a tentarle. Primero tuvo relaciones con una comediante apodada La loca y en 1616, con 56 años, se enamora de la bellísima actriz Marta de Nevares de tan solo 26 primaveras, a la que llamará en sus textos Amarilis y Marcia Leonarda. Ella le devolvió las ganas de escribir y experimentar nuevos géneros y él le dedicó las cuatro novelas italianas incluidas en “La Filomena” (1621) y en “La Circe” (1624).
Juntos tienen varios hijos. El poeta vive un momento de pleno escándalo a pesar de gozar de una inmensa popularidad, aunque todo ello no le libró de la mala suerte. Marta queda ciega y luego pierde la razón con continuos ataques de locura. Lope, aunque ya mayor, se queda junto a ella hasta que muere en 1632 a los 40 años.

Parece que las desgracias de Lope de Vega sólo acaban de empezar ya que en 1634 moría su hijo Lope Félix y se fugaba de casa, con Cristóbal Tenorio, Antonia Clara concebida de su matrimonio con Marta, su última esposa.

El escritor español no dejó de escribir hasta cuatro días antes de su muerte. El 25 de agosto de 1635 sufrió un desvanecimiento que le obligó a guardar cama, pero finalmente moría dos días más tarde en su casa a la edad de 73 años. Aun después de muerto, su irregular vida le persiguió ya que el funeral fue acordado por el Ayuntamiento de Madrid pero prohibido por el Consejo de Castilla. A pesar de todo, su entierro fue una multitudinaria manifestación de duelo y admiración, un acontecimiento nacional en el que muchos poetas dedicaron sus versos laudatorios y doloridos al gran Lope.

Aunque su dedicación principal fue el teatro, cultivó todos los géneros de su tiempo, excepto la novela picaresca. Dicen que fue él quien creó la fórmula del teatro clásico español del Barroco, y actualmente sus obras continúan representándose en festivales. Se pueden llegar a contar unas 1.500 obras teatrales escritas por él, de las que se conservan 340 comedias y 42 autos sacramentales. De temas históricos y legendarios los títulos fundamentales son: “Fuenteovejuna”, “El caballero de Olmedo”. Dentro de los asuntos inventados encontramos: “La dama boba”, “El castigo sin venganza”, “El perro del hortelano”,… También escribió sobre mitología “El laberinto de Creta” y autos religiosos “La buena guarda”, “La creación del mundo”,…

También es uno de los grandes líricos y entre sus obras de carácter tanto religioso como profano se encuentra “Rimas sacras”, “Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos”. En obras épicas escribe “La hermosura de Angélica” y la “Jerusalén conquistada”. Otros poemas como “La Dragontea”, “El Isidro”,…

En el género de la prosa su obra más importante es “La Dorotea” dialogada como “La Celestina”, en la que recuerda a Elena Osorio. “El monstruo de la naturaleza” como lo apellidaron sus contemporáneos quiso plasmar los azares de su vida en su obra literaria. Lope sintió la necesidad de dejar testimonio de sí mismo. Entre sus manías existió la de aumentar el número, aunque en verdad fue elevado, de sus obras y restar el de sus años.

En la vida le acompañó la literatura, y fue la literatura la que estuvo impregnada de vida.








...por Saray Maestro ...por Saray Maestro


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




3 comentarios en Lope de Vega

  1. Como poeta, toda la producción teatral de Lope de Vega se desarrolla en forma poética, escribió sentidísimas elegías y delicadas églogas. Sus sonetos y sus romances, tienen una perfección antológica. Jugó con la métrica y con la rima.

  2. Lope Félix de Vega Carpio escribió en todos los géneros literarios: novelas, dramas y poesía, tanto lírica como dramática. De corte tradicional, arte menor, y al estilo italianizante renacentista.

  3. “Yo pagaré con lágrimas la risa
    que tuve en la verdura de mis años,
    pues con tan declarados desengaños
    el tiempo, Elisio, de mi error me avisa.

    Hasta la muerte en la corteza lisa
    de un olmo, a quien dio el Tajo eternos baños,
    escribí un tiempo, amando los engaños
    que mi temor con pies de nieve pisa.

    Mas, ¿qué fuera de mí, si me pidiera
    esta cédula Dios, y la cobrara,
    y el olmo entonces el testigo fuera?

    Pero yo con el llanto de mi cara
    haré crecer el Tajo de manera
    que sólo quede mi vergüenza clara.”

    Lope de Vega

Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2013 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::