buscar
Espanol flagIngles flag






Tiempo estimado de lectura 4:51 min. rellotge



La vida es sueño, de Pedro Calderón de la Barca

Pedro Calderón de la Barca (1600-1681) se dedicó, fundamentalmente, a escribir literatura, poesía y drama. Gracias a su obra, está ubicado en la más alta cima de la literatura universal.

Escribió 110 comedias y 80 autos sacramentales en total, además de varios entremeses y zarzuelas. También escribe distintos textos satíricos e incluso otros de temática mitológica. Al contrario que otros escritores, que sólo han conocido el éxito después de su muerte, Calderón de la Barca consiguió, en vida, ser el escritor favorito de la corte. Ya en el Siglo de Oro de la literatura española consigue tener una carrera fulgurante, llena de reconocimientos.

La Vida es Sueño es el drama de Calderón que consigue catapultarlo a la fama. Se trata de su obra cumbre, caracterizada por su honda reflexión filosófica y existencial. Así, el autor plantea cuestiones tan trascendentes y humanas como la libertad, el honor y la educación. Nos plantea, en definitiva, el eterno dilema entre el destino ya determinado y la voluntad humana que lucha, día a día, por forjarlo. Éste es un tema muy en la línea del Barroco.
Sobre los precedentes de esta obra citaremos a Lope de Vega (siglo XVII). Y es que Calderón fue el sucesor de Lope de Vega en el teatro de Palacio y recibe así la influencia de éste. Calderón de la Barca tiene un estilo más reflexivo, sus obras son más profundas y están más bien acabadas que las de su predecesor. Se puede decir que el autor de La Vida es Sueño lleva a la perfección el estilo creado por Lope, el cual sabe conectar con los gustos del público. No obstante cada cual tiene su talento. Así, a la figura de Rosaura de La Vida es Sueño le falta, tal vez, la vibración emocional de las enamoradas de Lope de Vega.

Los personajes de La Vida es Sueño están caracterizados de tal manera que tienen, ante todo, una función simbólica. De este modo, más que personas que rigen su vida nos hallamos ante unos personajes estereotipados. Y es que éstos son como piezas que encajan en un perfecto puzzle dramático. Cada uno de ellos, pues, tiene su propia función. Así, Segismundo refleja la lucha entre los instintos innatos y las normas morales. Además, plasma con su conducta la incerteza que conlleva el simple hecho de vivir. Por otra parte, Rosaura es la viva imagen de la defensa del honor. Clotaldo, tiene que escoger, durante toda la obra, entre la lealtad al rey y sus deberes como padre. Luego hallamos personajes que tienen la función de simple engranaje para que todo cuadre a la perfección. Éste es el caso de Estrella y Astolfo, que son totalmente convencionales. Finalmente, está Clarín, el cual siempre da a la trama algún que otro toque de humor, lo cual siempre se agradece. Éste, en cierto modo, con su gracia y originalidad nos recuerda a la popular figura del pícaro.

En cuanto a la trama, aunque en el teatro calderoniano predomina la unidad de acción, esta obra es una excepción. Así encontramos un tema primordial y otro secundario. Por un lado, está la lucha entre la determinación y la libertad. En este punto debemos recordar que en el periodo del Barroco existía la creencia que los astros marcaban el camino a seguir. Por otro lado está el tema del honor, el cual se puede perder sin mucha dificultad. Sobre ello, en la época se pensaba que una vida sin honor no merecía ser considerada como tal. Ésta ya no era vida. Por ello, si alguien perdía el honor era muy importante que lo intentara recuperar.

La Vida es Sueño explica la desafortunada vida de un príncipe de Polonia, el cual ha sido condenado por su padre a vivir prisionero en las mazmorras de un castillo. El rey de Polonia, Basilio, es muy propenso a creer en la astrología y consultándola concluye que el niño le destronará. Es entonces cuando decide encerrar a su hijo en un castillo apartado. El joven príncipe vive durante años sólo y encadenado, sin saber nada de su origen. Pasa el tiempo, y el rey desea poner su hijo a prueba para ver si es éste digno del trono. Así, le dan un narcótico y lo llevan a palacio. Cuando despierta y comprueba con sus propios ojos todo el lujo que existe, éste se queda anonadado y torpe. Llega a pensar que tal vez se trate sólo de un sueño. El príncipe Segismundo se llega a enterar que es hijo del rey. Entonces, al conocer la injusticia que se le ha hecho, reacciona de forma violenta. Basilio piensa así que las predicciones se están cumpliendo vuelve a encarcelar a su hijo. Cuando Segismundo despierta en prisión cree definitivamente que todo aquello había sido un sueño. Pero el pueblo, al saber que su príncipe se halla prisionero, se rebela contra el rey y libera a Segismundo, el cual consideran merecedor del trono. Cuando ya está en libertad el joven se enfrenta a su padre y triunfa. Se cumple, así, el pronóstico del horóscopo. No obstante, con todo lo que ha sufrido y aprendido de la vida, es generoso y bueno con el rey. Así, lo perdona y restablece la justicia del reino.

De la trama, también es interesante el papel que desempeña Rosaura. De este modo, los infortunios de ésta y el príncipe son paralelas y sus destinos se irán entrelazando. Con la presencia de Rosaura ante Segismundo, en los tres actos y en diferentes situaciones, se crea un lazo entre los distintos “sueños” de Segismundo. La figura de Rosaura es importante, además, para la conversión de Segismundo. Así, nuestro protagonista, enamorado de ésta, deberá vencer sus inclinaciones para defender el honor de Rosaura. Es ella quien da al príncipe las fuerzas para su superación humana y su victoria sobre el destino.

El desarrollo del drama acaba concluyendo que el hombre es un ser libre que es capaz de vencer sus instintos y escoger su camino de forma adecuada. La fantástica y hermosa comparación de la vida con un sueño se puede comparar con el tópico de la fantasía y la realidad, lo aparente y lo auténtico. En resumen, con el sentimiento de incerteza e inseguridad que podemos experimentar, a veces, sobre la vida.

El éxito de esta obra se debe fundamentalmente al talento de su autor. Pero además, posee el gran interés de tocar temas universales de la condición humana, los cuales nunca pasan de moda. Así, generación tras generación, recordamos fragmentos de este drama, tan inolvidables como el siguiente: “¿Qué es la vida? Un frenesí, ¿Qué es la vida? Una ilusión, una sombra, una ficción, y el mayor bien es pequeño, que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son.








...por Carme Bosch ...por Carme Bosch


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2013 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::