buscar
Espanol flagIngles flag






Tiempo estimado de lectura 5:19 min. rellotge



La Regenta, de Leopoldo Alas “Clarín”

“La heroica ciudad dormía la siesta”. Con esta frase, que simula un verso dodecasílabo, comienza Clarín la novela que habrá de darle fama internacional.

Publicada en dos tomos (1884 y 1885), La Regenta nace con la finalidad de denunciar el mundo social que rodea al autor. Leopoldo Alas nació en Zamora en 1852, pasó su infancia entre León y Guadalajara y llegó a Oviedo, ciudad en la que pasaría la mayor parte de su vida, con sólo siete años. Se trasladó a Madrid a cursar sus estudios universitarios, allí se licenció en Derecho y regresaría a Oviedo en 1833 siendo ya un articulista de éxito. En 1875 utilizó por primera vez el pseudónimo que le haría famoso, Clarín, al firmar uno de sus artículos publicado en el periódico El Solfeo.

Ana Ozores, la protagonista de la novela, es una joven soñadora e idealista casada con el ex Regente de la Audiencia local, don Víctor Quintanar, un buen hombre, mayor que ella, pero más preocupado por la caza y el teatro que por la soledad que inunda a su buena esposa. La relación entre ambos se asemeja más a la que pudieran tener padre e hija que a una relación conyugal. La carencia de hijos y el abandono por parte del esposo hacen que Ana se lance en los brazos del amor, de la galantería y el cortejo a la que es sometida por Álvaro Mesía, un joven conquistador que la agasaja y, que acabará matando en un duelo al más puro estilo de Calderón al pobre marido. En este triángulo amoroso mucho tiene que ver la figura de don Fermín de Pas, un ambicioso clérigo, confesor de la Regenta que, enamorado de ella, no soporta los celos hacia Mesía y consigue convencer a don Víctor para que lo rete en duelo. A nuestra protagonista aún le queda, después de todo esto, enfrentarse a la sociedad provinciana que la abandona, la culpa de todos los sucesos y que nunca le perdonará el adulterio. Vetusta (en realidad es una clara referencia a Oviedo) es la pequeña ciudad de provincias donde se desarrolla la acción. Clarín, a través de sus calles y espacios, dota a esta ciudad de personalidad y refleja en ella los rencores y la hipocresía de la sociedad del siglo XIX, demasiado preocupada por las apariencias y por el lujo. Es un novela crítica, sobretodo con las falsas creencias de la época que todo lo corrompen. Trata con una especial ironía a la burguesía del momento que potencia el caciquismo y la incultura tiñéndolo de liberalismo, una sociedad totalmente corrupta por el dinero. También satiriza con crueldad a la Iglesia que esconde tras su buen nombre un entramado de celos e intereses.

Clarín escribe esta novela bajo la estela del realismo naturalista que proponía una renovación de la novela basada en la observación de la realidad para, desde ahí, mejorarla. Hace un estupendo estudio psicológico de los personajes y la sociedad reflejando la estupidez humana que acaba con la bondad y la sensibilidad de la protagonista a favor de las envidias de la cruel y vulgar sociedad de finales del siglo XIX. La caracterización de los personajes es tan minuciosa que al lector le es imposible olvidar incluso a los secundarios: la criada Petra que consigue que Víctor Quintanar se entere del adulterio de su esposa, la codiciosa madre de don Fermín, el extravagante Frígilis que será el único amigo que le quede a la Regenta, los marqueses, el tendero alcohólico, el Obispo, el arqueólogo… Clarín utiliza la figura del narrador omnisciente para poder meterse en cada uno de los personajes de tal forma que el lector puede conocer lo que ellos sienten hasta el punto de poder ser cómplices de lo que allí está sucediendo. Utiliza mucho el recurso del monólogo interior para desentrañar los pensamientos de los protagonistas. Con el objetivismo propio del estilo indirecto libre describe con maestría los espacios creando auténticos cuadros de costumbres que enlaza espectacularmente utilizando los saltos en el tiempo, creando así una coherencia absoluta entre los tres años que dura la acción de la novela.

Escrita en pleno auge del realismo español, esta novela posee varios elementos del naturalismo francés cultivado por Emile Zola. Esta corriente proponía una visión de la realidad que permitía estudiarla en profundidad al mismo tiempo que unía lo físico con lo psicológico de tal forma que desde el tiempo hasta la suciedad afectan el curso de las acciones de los personajes. Pero no sólo del naturalismo, del que Clarín será el máximo exponente en España, se nutre el autor. Esta obra nace de la conjunción de varias visiones literarias de la época; de un lado el realismo y naturalismo que ya hemos apuntado, y de otro el krausismo. Durante la época en la que vivió en Madrid tuvo muchos contactos con maestros que le inculcaron las doctrinas filosóficas de Karl Kraus y contribuyeron a que inclinara su visión intelectual hacia la búsqueda del sentido espiritual y metafísico de la vida. En esos años conoció grandes personalidades de la vida intelectual y literaria del momento, participó en varias tertulias, se hizo habitual en el Ateneo y publicó muchos libros y críticas literarias.

Fue, al igual que Larra, predecesor de los modernistas en el sentido en el que perseguía la armonía en las formas y la belleza. Si a todo esto le sumamos el interés del autor por hacerse oir y la petición de novelas por parte del público, nos encontramos con los ingredientes necesarios para que saliera a la luz una obra como La Regenta. Tampoco hay que olvidar que el tema del adulterio por parte de una mujer es un tema muy tratado en la literatura de la época, textos como Madame Bovary del francés Gustave Flaubert, Ana Karenina del ruso Tolstoi o, incluso, obras como Los pazos de Ulloa de la española Emilia Pardo Bazán, abordan este argumento. El adulterio es entendido como un conflicto entre la poesía del corazón y la prosa que pertenece a las clases sociales; no hay que olvidar que para Clarín la poesía era un elemento fundamental en la novela.

Cuando se publicó la obra la sociedad ovetense se alarmó por el retrato que de ellos había hecho Clarín y hubo muchos escándalos y protestas. Realmente, Leopoldo Alas tuvo poco éxito e su tiempo como novelista; publicó tiempo después, en 1891, su otra novela larga titulada Su único hijo pero se mantuvo en la indiferencia al igual que le pasará con las recopilaciones de sus relatos, entre los que cabe destacar Pipá, escrito antes de la publicación de La Regenta, Doña Berta, ¡Adiós cordera! o Superchería. Lo que no pasó inadvertido fue su colaboración periodística que le hizo ser temido por autores y políticos. Su mordaz pluma, que también deja entrever en La Regenta, satirizaba todo lo que él no apoyaba y las más duras críticas se vertían sobre literatos y articulistas. Pensador liberal y polémico, simpatizaba con los débiles y se burlaba con auténtico sarcasmo de aquellos que tenían el poder. Escribió, posiblemente, la mejor novela del siglo XIX y él mismo dijo al terminar su redacción: “Tengo la sensación de haber terminado a los 33 años una obra de arte”.

Aplaudido por Unamuno y Galdós entre muchos otros, fue un gran intelectual hasta el día de su muerte acaecida en 13 de junio de 1901.








...por Silvia Ferrer ...por Silvia Ferrer


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




1 comentario en La Regenta, de Leopoldo Alas “Clarín”

  1. Hola,

    “La Regenta” es una obra que tiene más antivalores que valores, pero esto ocurre también en la realidad, por esta razón me encanta y creo que muchos se identifican con “La Regenta”.

Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2013 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::