buscar
Espanol flagIngles flag






Tiempo estimado de lectura 4:28 min. rellotge



Josep María de Sagarra

Es Josep Maria de Sagarra una de las figuras más polivalentes que hayan existido jamás: periodista, dramaturgo, memorialista, novelista, traductor, poeta y en definitiva, artista.

Se sirvió siempre de un lenguaje expresivo y rico, de recursos literarios de marcada plasticidad y el objetivo que tuvo, siempre presente, fue el de no dejar indiferente al público.

Si hay alguien que sepa describir quién fue realmente Josep Maria de Sagarra, éste es Lluís Permanyer: “Sagarra nunca fue un escritor de torre de marfil, sino un hombre sensual, con una necesidad absoluta de vivir la vida con una intensidad total. Y este talante lo cultivó sin ningún tipo de freno ni de autocensura. Es por esta razón que en su caso la sátira refleja con naturalidad emocionante una fuerza interna que le brota…” Eh aquí lo que Permanyer habla de Sagarra: “Eres fresca como una rosa, más puta que las gallinas, y pesada como la prosa de don Pere Coromines”.

El genial escritor catalán nació en Barcelona en 1894 y su infancia la pasó en una vivienda de la calle Mercaders, cuyo ambiente estaba impregnado por “la mentalidad del siglo XVIII”. Era su familia perteneciente a una casta de señores rurales, de larga tradición. Al pequeño Sagarra lo que le motivó más de esa casa fue la increíble biblioteca que tenía, la cual empezó a consultar muy pronto. Los autores del Siglo de Oro y los románticos españoles fueron sus lecturas predilectas. Por ello, cuando realizaba el bachillerato en los jesuitas demostraba ya un gran talento en cuanto al arte de la palabra escrita. Despuntaba con su propio arte, pero siguió aprendiendo del de los demás. De este modo, fue en esta época cuando descubrió a auténticos genios de la literatura como Dante y Ariosto. Los escritores clásicos eran su mayor fuente de inspiración.

No fueron pocos los elementos que contribuyeron, de una u otra forma, a su formación como poeta: sus amistades artísticas en la facultad de derecho, su afición de participar en los Juegos Florales, conocer a grandes autores catalanes como Guimerà y Carner, su asiduidad en el Institut d’Estudis Catalans, en La Veu de Catalunya y en el Ateneu Barcelonès. Todo ello fue crucial para irse forjando un camino y convertirse en el Sagarra que llegó a ser.

En 1914 surge su obra poética: “Primer llibre de poemes” donde la sensualidad y la melancolía se entrelazan de una forma única. Representa también el descubrimiento que hace el joven de la naturaleza y su entorno. Pero ante todo, se trata del primer paso de una carrera artística que ya no puede dar marcha atrás, siendo ya el auténtico reflejo del genio que Sagarra lleva dentro. Pronto, pues, tocará todos los géneros literarios y no parará de hacerlo hasta que llegue la guerra.

En 1918 se da a conocer como artista dramático con “Rondalla d’esparvers”, que se estrena en el Romea. A partir de este momento escribe numerosos libros de poemas y obras de teatro, sin olvidar nunca los trabajos periodísticos y los escritos en prosa. Sus cualidades innatas de artista y el encanto de su personalidad llevaron al genial poeta a tener siempre una magnífica relación con el público, que siempre lo amó.
Joseph Maria de Sagarra hizo especial hincapié en el género poético de la canción. En este sentido, no fueron pocas las obras que realizó el artista catalán. Por ello, cabe citar libros esenciales como: “Cançons d’abril i de novembre” (1918), “Cançons de taverna i d’oblit” (1922), “Cançons de rem i de vela” (1923) y “Cançons de totes les hores” (1925).

Pero hay otra pasión del camaleónico Sagarra que pasa por la poesía narrativa, de tintes legendarios. Ello le propiciará el centrarse en la composición larga y de carácter romántico. Muy significativos son los siguientes títulos: “El mal caçador” (1915) y “El comte Arnau” (1928). Luego, el Sagarra más intimista lo encontramos en obras como: “La rosa de cristall” (1933), “Àncores i estrelles” (1935) y “Entre l’Equador i els Tròpics” que fue escrito en 1937, pero no salió a la luz hasta 1945.

Josep Maria de Sagarra era el rey del teatro. Siempre lo llenaba estrenara la obra que estrenara. Para ello lucía su particular genialidad a través de un género que se le daba de miedo: el poema dramático. Para llevarlo a cabo se inspiró siempre en el pasado y sobretodo en sus orígenes familiares. Distinguidos títulos de esta vertiente de Sagarra son: “Marçal Prior” (1926), “La filla del Carmesí” (1929), “La Corona d’Espines” (1930) “L’hostal de la Glòria” y “El cafè de la Marina” (1933). Estas historias, al más puro estilo Sagarra, acostumbran a centrarse en un triángulo con una fuerte problemática, solucionándose todo, al final, a través del arrepentimiento y la indulgencia… algo demasiado cristiano para el escéptico Sagarra, pero claro está, todo el mundo tiene sus contradicciones.

La prosa, aunque no fue su fuerte, fue también un género que cultivó con gracia y que nos permite conocer a otro Sagarra. Algunas de estas interesantes obras son: “Paulina Buxareu” (1919), “All i salobre” (1918) y “Vida Privada” (Premio Crexells 1932), entre otras.
Con el inicio de la Guerra Civil Española todo cambió y Sagarra dejó, pronto, de ser el que era. El poeta pierde la estabilidad, tanto artística y personal, de la cual siempre había gozado. Se siente perdido e inseguro. Por eso mismo, toma la decisión de trasladarse a la capital francesa. Aquí desconecta de la difícil situación española, se casa y viaja a Thaití. Permanece allí durante ocho meses. Luego va a Prada y Banyuls. De este lugar regresará a Barcelona en 1940. Pero entonces encuentra un panorama que no tiene nada en común con ese pasado estable de artista profesional.

Nuestro protagonista se consagra a la traducción. Pero a la más mínima oportunidad vuelve a su querido teatro con una reposición “L’hostal de la Glòria”. Decide luego centrarse en la vida moderna con: “La fortuna de Sílvia” (1947) y “Galatea” (1948) que no tendrán el éxito esperado. Vuelve a hacer hincapié en el drama y triunfa con “L’hereu i la forastera” (1949) i “La ferida lluminosa” (1954). Pronto, se aparta de los resistentes, es nombrado consejero de la Sociedad General de Autores y frecuenta el ambiente de Madrid. Muere en 1961 siendo una figura que provoca gran admiración… pero también controversia.








...por Carme Bosch ...por Carme Bosch


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




2 comentarios en Josep María de Sagarra

  1. Josep María de Sagarra, al describir Barcelona en sus obras, nos damos cuenta que su corazón está en otro tiempo, en otra Barcelona, la Barcelona del pasado. Fue en escritor catalán de primera división.

  2. Pocas palabras para Josep María de Sagarra, uno de los mejores escritores de su época. Recomiendo su lectura.

Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2013 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::