buscar
Espanol flagIngles flag






Tiempo estimado de lectura 4:48 min. rellotge



Fiódor Mijáilovich Dostoievski

El 11 de noviembre de 1821 nace en Moscú Fiòdor Mijailovich Dostoievski, uno de los autores más importantes de la literatura universal y creador de un nuevo enfoque de lo que será la novela moderna.

No tuvo una infancia muy afortunada ya que, siendo muy pequeño, fallece su madre por culpa de una afección pulmonar, y queda al amparo de su padre, un médico del ejército retirado. Fue éste un padre autoritario, rácano y alcohólico que envió a sus hijos, cuando aún eran unos niños, a un internado. Poco después ingresa en la escuela Militar de Ingenieros en San Petersburgo. Acaba sus estudios pero pronto se da cuenta de que su verdadera vocación es la literatura. Mantiene en estos años contacto con un grupo de intelectuales socialistas perseguidos en la estricta Rusia de los zares. En uno de esos encuentros secretos fueron detenidos, llevados a prisión y condenados a la ejecución, pero tan sólo cinco minutos antes de la realización de la pena máxima se les conmutó la condena por el exilio a Siberia donde Dostoievski tuvo que pasar cuatro años de trabajos forzados. En esa época no pudo continuar su labor escritora pero se dedicó a leer y conocer la Biblia y, de este modo, se separó de sus ideas ateístas de juventud y profundizó en el análisis del cristianismo. Una vez transcurrido este periodo se le envió a Mongolia como soldado hasta que en 1859 pudo regresar a Rusia con su mujer, una viuda con la que se había casado que no le hizo feliz.

La carrera literaria de Dostoievski se vio truncada por estos años de cautiverio pero ya, antes de ser detenido, había escrito un par de novelas y algunos cuentos y esbozos que habían recibido muy buenas críticas. Pobres gentes es su primera novela, publicada en 1846, en la que expone el nivel psicológico y humano de los maltratados, pobres y desgraciados. También en esta línea escribe su segunda obra, El doble por la cuál comenzará a cobrar fama. Cuando, por fin pudo regresar a Rusia, Dostoievski era un hombre enfermo de epilepsia (afección que le acompañará toda la vida) y harto de las vejaciones sufridas en la reclusión. Basándose en éstas recrea el tema que inspirará su próxima obra, Memorias de la casa de los muertos (1862) que publicará en varios números de la revista que fundó junto a su hermano, Vremya (Tiempo) en la que también saldrá por entregas Humillados y ofendidos (1861), novela en la que transmite sus ideas de la consecución de la felicidad por medio del sufrimiento. 

Durante estos años sale de Rusia a recorrer Europa, sueño que había perseguido desde joven. Es entonces cuando comienza su afición a la ruleta que no hace más que jugarle malas pasadas a lo largo de su vida. Como recuerdo de este viaje al exterior escribe Notas de invierno sobre impresiones de verano en 1863. Un año después cierran la revista Tiempo y Dostoievski funda, junto a su hermano, la revista Época (Epoja) que también tendrá una corta vida. Aquí publicará Memorias del subsuelo, una obra filosófica en la que el autor, en forma de monólogo, crea uno de los primeros antihéroes de la literatura moderna.

Será 1864 un año duro para el autor, ya que perderá a su mujer, tras una larga enfermedad, y a su hermano, quedando él al cargo de sus sobrinos y de un caudal importante de deudas que había contraído su hermano. Por este motivo, se ve obligado a firmar con un editor repugnante un contrato en el que le prometía una obra en el plazo de un año y, en caso de no ser así, Dostoievski perdería los derechos de todas sus obras. Finalmente, a tres semanas de concluir el plazo, contrata a una mecanógrafa, Anna Snitkina (con la que se casará más adelante) para que le ayude en la elaboración de la obra y, en el plazo justo, le entrega al editor El jugador, una obra casi autobiográfica basada en su afición al juego que iba a llamarse en un principio Ruletenburgo. Durante todas sus salidas de Rusia, Dostoievski probó suerte en el juego quedando arruinado en varias ocasiones y viéndose obligado a pedir dinero. Estas salidas del país también las aprovechaba para verse con Polina, su amante, que dará nombre a la protagonista femenina de El jugador. Ya antes de entregar esta novela había comenzado a escribir Crimen y castigo cuya primera parte publicó en enero de 1866 en El mensajero ruso. Este mismo año sale, de nuevo, del país por verse acosado por los acreedores y, coincidiendo con su mayor esplendor literario, terminará de escribir Crimen y castigo. Posiblemente sea esta su mejor novela ya que se trata de una gran obra maestra que relata cómo el ser humano puede ser, en ocasiones, capaz de juzgar su supremacía sobre los otros. También en esta época de, llamémoslo así, exilio voluntario, escribe El idiota que personaliza muy bien a una figura de hombre bueno que acabará mal por culpa de sus propios deseos y odios.

Entre 1871 y 1872 escribe Los endemoniados, novela en la que, una vez más, vuelve a tratar la psicología de los personajes de una forma magistral, adentrándose en ellos para reflejarnos sus miedos y creencias. Retrata muy bien al llamado “hombre insignificante” de su época, uno más entre la gran masa del pueblo. En estas tres novelas, que junto a Los hermanos Karamàzov, son las últimas y mejores en su bibliografía, nos demuestra cómo es capaz de analizar la personalidad de cada uno de los personajes que crea sin dejar de lado la realidad que azota al mundo en su época y en todas en general porque, si algo tienen las obras de este autor es su intemporalidad. Adelanta así lo que será la psicología moderna; el inconsciente de las mentes.

En 1873 regresa definitivamente a Rusia convertido ya en un escritor de fama reconocida universalmente. Ya como un recreador de la novela a la que dota de un nuevo enfoque haciendo del narrador parte de la propia obra, escribe en 1880, pocos meses antes de su muerte, Los hermanos Karamàzov que se basa en tensiones familiares a raíz de un asesinato. En esta novela rescata la figura de su padre, tirano y alcohólico, para recrear toda una trama en la que priman sus principales preocupaciones desde que era muy joven: el debate entre el bien y el mal, el concepto de libertad, de moral y la salvación del pecado por medio del sufrimiento.

Dostoievski será admirado por todo el siglo XX al que donó su influencia por medio de autores como Thomas Mann, Unamuno e, incluso Sartre, entre otros muchos. Fue Cansinos Assens quien tradujo al español la obra de este increíble autor que falleció en San Petersburgo el 9 de febrero de 1881.








...por Silvia Ferrer ...por Silvia Ferrer


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




3 comentarios en Fiódor Mijáilovich Dostoievski

  1. En toda su obra mostró Dostoievski un inmenso interés por el hombre de su tiempo. Estaba convencido de que el futuro de la humanidad se hallaba en juego.

  2. Fiódor Dostoievski siempre decía aquello de: “El hombre en la superficie de la tierra no tiene derecho a dar la espalda y a ignorar lo que sucede en el mundo, y para ello existen causas morales supremas”. Fue un escritor muy comprometido con sus ideales.

  3. En las obras de Fiódor Mijáilovich Dostoievski aparecen evidentes rasgos de modernidad, sobre todo en el tratamiento del detalle y de lo cotidiano, en el tono vívido y real de los diálogos y en el sentido irónico que apunta en ocasiones junto a la tragedia moral de sus personajes.

Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2013 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::