buscar
Espanol flagIngles flag






Tiempo estimado de lectura 4:37 min. rellotge



Emilia Pardo Bazán

La escritora española Emilia Pardo Bazán nace el día 16 de septiembre de 1851 en La Coruña. Es hija única de los condes de Pardo Bazán, título que heredará en 1890.

Un tiempo después que naciera Emilia, la familia decidió mudarse a una vivienda de un barrio aristocrático, en la Calle de las Tabernas. Como no les faltaban medios económicos, tenían además otras casas: una de ellas cerca de Sangenjo y una en las afueras de La Coruña.

Don José Pardo Bazán, su padre, motivaba a su hija en la lectura y en los estudios. Amalia de la Rúa, su madre, le enseñó a leer y más adelante, le facilitará el centrarse en la literatura, liberándola de las tareas de la casa. Realizó los estudios típicos, en aquella época, de una mujer de su clase. Pero su ansia de saber y de crecer como persona, llevaron a Emilia a convertirse en una auténtica autodidacta, más allá de los estudios convencionales. Gracias a los libros que tenían, tuvo la oportunidad de aprender y de aficionarse a la lectura. En la vivienda de Sangenjo encontró grandes obras como “Don Quijote” o la “Biblia”, mientras que cuando estaba en La Coruña se nutrió de clásicos imprescindibles como “Varones Ilustres” de Plutarco. Entre sus libros más queridos se encontraban los de la revolución Francesa, Don Quijote, la Ilíada y la Biblia.

Desde los nueve años empieza a escribir pequeñas obras. Cuando entró en la adolescencia comenzó a relatar más en serio. Es en esta época cuando se publican varios de sus versos en el Almanaque de Soto Freire. En los meses invernales la familia va a Madrid y allí la joven escritora estudia en un colegio francés, el cual estaba protegido por la Casa Real. Allí pudo conocer la obra de Fontaine y Racine. Cuando Emilia tiene doce años, la familia quiere quedarse en La Coruña a pasar los inviernos. Aquí es donde la genial novelista tendrá instructores privados. Huye del tópico de la época, en el que una mujer estudiaba, generalmente, música. Así, se centra totalmente en lo que más le gusta: la literatura.

A la edad de diecisiete años, en 1868, contrae matrimonio con José Quiroga. La feliz pareja recién casada se va a vivir a Madrid. En 1876 sale a la luz su primer libro: “Estudio crítico de Feijoo” con el que gana un premio literario. En este mismo año nace su primer hijo y escribe un libro de poemas dedicado a éste, con su mismo nombre: “Jaime”. Al año del nacimiento de su hija Blanca, en 1879, se publica su primera novela: “Pascual López”. Se trata de una autobiografía de un estudiante de medicina. Emilia enferma de hepatitis y para intentar reponerse, en 1880 acude al balneario de Vichy. Allí coincidirá con el célebre escritor francés Victor Hugo. Los dos disfrutarán hablando de su gran pasión por el arte de la palabra escrita.

En 1881 sale a la luz la novela: “Viaje de novios”. Ésta es considerada la primera novela naturalista española, aunque a la escritora no le pareciera así. En el mismo año nacerá Carmen, su última hija. Entre 1882/1883 escribe “La cuestión palpitante”. En el periódico madrileño “La época” publica varios escritos que habían de formar parte de la obra “La cuestión palpitante”, en el que comenta el movimiento naturalista. Su objetivo era el siguiente: ” Mi objeto era decir algo, en forma clara y amena, sobre el realismo y el naturalismo, cosas de que se hablaba mucho, pero con ligereza y sin que nadie hubieses tratado el asunto de propósito… Siempre me sorprenderá el extraordinario dinamismo de aquel librejo tratando al correr de la pluma, en que lo único calculado es la no premeditación y espontaneidad que procuré para quitarle todo sabor didáctico”. Por otra parte, conoce a Zola, en 1886, en Francia. De esta experiencia saldrá inspirada para escribir “La revolución y la novela en Rusia” (1887). Entre los años 1886/1887 realiza su gran obra: “Los pazos de Ulloa” así como “La madre naturaleza”. Realizará varios viajes por Europa y conocerán diferentes países: Italia, Francia, Austria, Suiza e Inglaterra. Gracias, en parte a estos fantásticos viajes, Pardo Bazán escribió obras como: “Al pie de la torre Eiffel”(1889), “Por Francia y por Alemania” (1889) y “Por la Europa católica” (1905). Durante sus estancias en dichos países Emilia aprovechará para descubrir a los autores franceses y aprenderá alemán e inglés.

Desde 1891 hasta 1893 redacta ella sola la revista “Nuevo Teatro Crítico”. Y es que tras fallecer su padre, en 1890, ésta consigue crear la revista gracias a la herencia de su progenitor. La autora se nutre de la novela rusa y ello queda plasmado en las obras “La quimera” (1905) y “La sirena negra” (1908). A parte de escribir, también acude a varios congresos. En el Congreso Pedagógico al que asiste, aprovecha para denunciar la desigualdad educativa entre el sexo masculino y el femenino. Sabiendo a ciencia cierta que predominaba el machismo en casi todos los ambientes intelectuales, propone, no obstante, a Concepción Arenal en la Academia Real de la Lengua. Esta candidatura, sin embargo, no es aceptada. Además, la Academia también rechazará a Gertrudis Gómez de la Avellaneda y a ella misma. Pero contra todo pronóstico sexista, en 1906 consigue convertirse en la primera mujer que preside la Sección de Literatura del Ateneo de Madrid y la primera en tener una cátedra de literatura en la Universidad Central de Madrid. Eso sí, seguramente por prejuicios de la época, sólo asistió un estudiante a la clase de la célebre novelista.

Emilia Pardo Bazán fallece, en la capital española, en el año 1921. De una de sus grandes obras, que recordaremos siempre, cabe destacar el siguiente fragmento: “El chiquillo abre los ojos… Sofocada y furiosa, vociferando, moliéndole a su sabor a pescozones y cachetes, arrancándole el rizado pelo y pateándolo, estaba el ama, más enorme, más brutal que nunca. No hay que omitir que Perucho se condujo como un héroe. Bajando la cabeza se atravesó en la entrada del hórreo, y por espacio de algunos minutos defendió su presa haciéndole muralla con el cuerpo. Pero el enorme volumen del ama pesó sobre él y le redujo a la inacción, comprimiéndole y paralizándole. Cuando el mísero chiquillo, medio ahogado, se sintió libre de aquella estatua de plomo que a poco más le convierte en oblea, miró hacia atrás… La niña había desaparecido. Perucho no olvidará nunca el desesperado llanto que derramó por más de media hora, revolcándose entre las espigas”.








...por Carme Bosch ...por Carme Bosch


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




2 comentarios en Emilia Pardo Bazán

  1. Emilia Pardo Bazán ha escrito, ni más ni menos, que más de 500 obras durante su vida. Es una de las escritoras con mayor producción literaria del mundo.

  2. Emilia Pardo Bazán tuvo en toda su producción una característica esencialmente femenina: la de recibir las huellas de cuantas influencias le salieron al paso.

Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2013 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::