buscar
Espanol flagIngles flag






Tiempo estimado de lectura 4:34 min. rellotge



Émile Zola

Escritor ilustre y controvertido del siglo XIX, Zola es considerado como el padre del Naturalismo francés. Fue a menudo acusado de encarnar valores socialistas y democráticos además de aparecer como un artista revolucionario y obsceno.

Mas el autor justifica el contenido de sus novelas por el afán de exponer la realidad con toda su crudeza y sombría, de hecho las obras principales de Zola se alimentan golosamente de fatalismo, de determinismo y de selectividad de las especies. Principios fuertemente arraigados en las teorías de Taine y de Darwin. Sobresalen igualmente los preceptos del doctor francés Claude Bernard, defensor de una visión experimental de la medicina que se basa en la observación excesivamente clínica de los fenómenos reveladores de una enfermedad. Por lo tanto, el insigne escritor quiso desarrollar un naturalismo científico donde se detalla las taras y los vicios de los personajes atrapados en un medio familiar y social que acabará destruyéndolos.

Zola inició su carrera literaria como colaborador en la conocida editorial Hachette, volcándose poco a poco en el periodismo, fuente de un objetivismo desencantado y crítico que tomará posesión de la mayoría de sus obras.
En 1864 se publicaron Los Cuentos de Ninón, y a éstos siguió La Confesión de Claudio. Más fue en 1867 cuando apareció Teresa Raquín, considerada modernamente como la novela inicial del Naturalismo. La protagonista principal se convierte en la asesina de su esposo en complicidad con su amante. Descubrimos a seres animalizados dominados por un instinto primario.
En el año 1868 se pone en marcha el proyecto de: Los Rougon-Macquart, Su Historia Natural y Social de Una Familia bajo El Segundo Imperio. La Fortuna de Los Rougon principiará la serie que aportará el mayor éxito al polémico autor. Desde un principio se plantean las causas naturales y sociales que acabarán con los miembros de Los Rougon-Macquart.

En 1872 se publica la segunda novela de la colección: La Ralea, crítica contra la especulación del terreno en París. En los cinco años siguientes se editan por primera vez cinco novelas ; El Vientre de París (1873), La Conquista de Plassans (1874) reflexión sobre el fanatismo y amor del poder por parte de las instituciones religiosas, La Caída del Padre Mouret (1875) descripción de una relación amorosa entre un sacerdote amnésico y una joven doncella, Su Excelencia Eugenio Rougon (1876), pero el reconocimiento del público se manifestó realmente con la publicación de la excelente novela : La Taberna (1877), según varios eruditos es la obra maestra de Zola. Los personajes se embrutecen y lo pierden todo al caer en el vicio del alcoholismo, plaga que arruinaba económica y moralmente a las familias de obreros. El proletariado se sintió ofendido tras la aparición de dicha novela, al verse representado como un holgazán adicto a las bebidas espirituosas. No se puede negar la intencionalidad del autor en denunciar los estragos causados por el alcohol en la populación paupérrima del siglo XIX en la capital francesa, además su filosofía burguesa se definía a través de principios como: trabajo, responsabilidad y justicia. Sin embargo, nos ofrece, en contraste, otra cara de la moneda, hombres y mujeres arrojados en un mundo sin esperanza, donde se intenta olvidar la miseria y el hambre a fuerza de lujuria y vicios.
En 1878 aparece Una Página de Amor donde se relata una historia de amor filial exclusivista. Dos años después se publican Las Noches de Medan, La Novela Experimental y Naná, obra sobre una prostituta de los bajos fondos que contamina a los apoderados con su erotismo y los « devora »riéndose de sus infortunios.
Desde 1882 hasta 1886 entregó otras cinco obras, la primera fue Pot-Bouille seguida de A Las Dichas de Las Damas, La Alegría de Vivir, título irónico para una novela cuyo protagonista sufre obsesiones de frustración. Germinal se convertirá en el relato más social del autor, describiendo una huelga de mineros agobiados por condiciones laborales insufribles.
En La Obra (1886) nos encontramos con un artista angustiado que fracasará por buscar una imposible perfección. La Tierra (1887) nos presenta la figura más sórdida de la avaricia campesina y de los instintos primitivos.
En 1888 aparece El Sueño y al año siguiente se publica La Bestia Humana cuyo cometido es resaltar lo más mezquino, lo más bajo y cruel que podamos encontrar en un ser humano, es decir la afición y el placer que siente un asesino al robar vidas.
La novela El Dinero tiene como fecha 1891 y en 1892 se editará La Débâcle. Finalmente aparece en 1893 El Doctor Pascual, última obra de la serie de Los Rougon-Macquart.
Su prolífica creatividad llevaron a Zola a emprender una nueva colección intitulada Las Tres Ciudades (1894-1898), no obstante, la visión naturalista ha perdido su vitalidad y se perfila mucho más sectaria marcando un rotundo cambio hacia otra nueva serie : Los Cuatro Evangelios (1899-1903 : Fecundidad- Verdad- Justicia, última obra que no llegó a finalizar).
Su sentido por la justicia se acentuó con su lucha en favor del capitán Dreyfus acusado de alta traición, en una célebre carta que publicó en el periódico L’Aurore intitulada Yo acuso en 1898.

Émile Zola sumamente influido por las doctrinas científicas de la época, se apoyó en una extensa documentación médica para reforzar su argumentación sobre una visión muy peculiar y aburguesada de la existencia. Enemigo de cualquier tipo de exceso, siente una profunda aversión por la promiscuidad física cuya consecuencia mayor se determina por el despertar de instintos primarios (codicia, lujuria, ruindad…) y el abandono de fundamentos como: familia, hogar, trabajo y ahorro. Por consiguiente, numerosos personajes revolcados en una misma y contagiosa miseria moral se extravían por un camino de perdición convirtiéndose en asesinos, violadores, prostitutas, alcohólicos, dementes y etc… Pero a pesar de un determinismo fatal que dibuja el destino de cada criatura, se desprende asimismo una dura crítica contra la sociedad corrompida de los más favorecidos ingeniados en beneficiarse sin escrúpulos de las clases bajas.
El Naturalismo de Zola conlleva perspectivas sumamente variadas, así, resalta un mensaje político por parte de una burguesía temerosa de perder su poder frente a un suburbio cada vez más insubordinado, temor que se traduce por escenas realistas y obscenas teñidas de doctrinas científicas y esperpénticas, cuyo propósito era aterrorizar a la populación. Pero el realismo transmitido por el escritor no tendría tanta trascendencia sino se entregara a una observación sin complacencia del mundo social e injusto que rodea a sus entes de ficción.








...por Edita Rodríguez ...por Edita Rodríguez


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




2 comentarios en Émile Zola

  1. Felicidades por la biografía de Émile Zola, un escritor francés considerado como el mayor representante del naturalismo.

  2. Podemos decir de Émile Zola, sin riesgo a equivocarnos, que está considerado como el mayor representante del naturalismo. Tuvo un papel muy relevante en la revisión del proceso de Alfred Dreyfus.

Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2013 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::