buscar
Espanol flagIngles flag






Tiempo estimado de lectura 4:56 min. rellotge



El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde, de Robert Louis Stevenson

El “El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde” de Robert Louis Stevenson es, sin duda alguna, un clásico de la literatura universal.

Sin embargo, está totalmente en boga, ya que entre otras cosas toca un tema que es de total actualidad. Esto es, la adicción a las drogas y los efectos de éstas en la mente humana. Otro de los asuntos que se debaten en la novela es el conflicto que existe entre las dos caras que todo ser humano posee. Así, Stevenson nos habla del bien y el mal, del ser y el parecer, del instinto y la razón, de la realidad y la ficción. A través del entretenimiento y la emoción que nos produce la misteriosa atmósfera del libro, el autor nos plantea una serie de cuestiones morales y filosóficas, las cuales nos es imposible evadir.

¿Cuál es de verdad el límite entre lo bueno y lo malo? ¿Somos realmente quienes queremos ser? ¿Por qué guiarnos: corazón o cabeza? ¿Es todo como parece ser o son sólo apariencias? Preguntas mil ruedan por nuestra mente, casi sin darnos cuenta, mientras disfrutamos de esta singular lectura.

Todo empieza cuando Mr. Utterson, un valioso abogado londinense, investiga las hazañas de un enigmático y oscuro personaje. Se trata de Mr. Hyde, el cual parece una persona muy allegada al doctor Jekyll. Éste último cuida de él, protegiéndolo en más de una ocasión. A priori, parece incomprensible la gran amistad que une a dos seres tan diferentes entre sí. El Dr. Jekyll resulta ser una persona educada, amable e intelectual, con un cierto punto de timidez e introversión. Por otro lado, Mr. Hyde es todo lo contrario: violento, extravagante y malvado. Además, Jekyll tiene una apariencia aceptable, mientras Hyde es físicamente muy limitado, horrible vaya.

A través de un ambiente totalmente intrigante, el autor nos narra una serie de hechos misteriosos y curiosos que nos llevarán a descubrir algo sorprendente, que es la clave de todo y que insinuamos con este fragmento: “Vacilé durante mucho tiempo antes de experimentar esta teoría en la práctica. Sabía muy bien que corría el riesgo de morir, pues cualquier droga que controlara y sacudiera tan potentemente la fortaleza de la identidad podía, por una simple medida de más en la dosis o la menor inadecuación en el momento apropiado de experimentación, borrar por completo ese tabernáculo inmaterial que yo intentaba cambiar. Pero la tentación de un descubrimiento tan singular y profundo venció las sugestiones de alarma. Hacía largo tiempo que tenía la solución preparada, había comprado enseguida en una botica de venta al por mayor una gran cantidad de una sal particular que era, como sabía por mis experimentos, el último ingrediente requerido, y, a altas horas de una maldita noche, mezclé los elementos, los miré bullir y humear juntos en la probeta, y cuando la ebullición se detuvo, me armé de coraje y bebí la poción”.

Es más que nada, en las últimas páginas, cuando nos damos cuenta de todo el asunto. Así, la incógnita se mantiene hasta el final, haciendo honor a la fama que tiene Stevenson como mago del suspense. Se resuelven al fin todas las dudas y la verdad resulta ir más allá de todo lo comprensible. Como ocurre en la tragedia griega, el misterio se desvela cuando se tienen ya todas las claves, no antes. 

“El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde” se puede interpretar como una metáfora del espíritu humano. Dicen que los seres humanos somos una mezcla de bien y mal, cada uno con diferentes “dosis” de una y otra cosa. Combinado de tal forma que el resultado es siempre único y especial. El libro, pues, no es nada más que un retrato de la dualidad humana, de esas dos caras que todos tenemos, en mayor o menor grado, de una u otra forma. La problemática que surge de todo esto es debida a la lucha que supone equilibrar estas dos partes… un temazo como para escribir, no uno, sino muchísimos libros. Todo esto queda reflejado en esta parte de la novela: “Fue en el terreno de lo moral y en mi propia persona donde aprendí a reconocer la verdadera y primitiva dualidad del hombre. Vi que las dos naturalezas que contenía mi conciencia podía decirse que eran a la vez mías porque yo era radicalmente las dos”. También lo vemos en estas palabras: “Mis dos caras eran igualmente sinceras”.

Lo que está claro es que si hay un culpable de toda la situación que se describe en la novela, éste es el Dr. Jekyll. Es él, y sólo él, el que desencadena toda la compleja situación que se da. Es él el que, de forma consciente y voluntaria, se decide a sacar lo peor de sí mismo sin importarle las consecuencias que puede conllevar tal cosa. Llegados a este punto, entramos en otro de los temas del libro. Y es que si nos preguntamos el por qué Jekyll quiere sacar lo peor que lleva dentro nos damos de bruces con su cruda realidad: siempre ha sido un reprimido que no se ha atrevido nunca a hacer lo que le venía en gana y ahora, cuando se decide a llevarlo a cabo, lo hace de forma exagerada. Sus instintos más bajos están potenciados al máximo, de modo que ni si quiera parece una persona humana. Vemos, pues, como Hyde, el malvado, maquiavélico y diabólico personaje de Stevenson, en el fondo, no es más que una víctima de la represión de Jekyll y de su afán por experimentar cosas nuevas. Visto así, el malo de la película ya no nos parece tan malo. En cierto modo, sólo es un títere, un pelele a merced de los designios del Dr. Jekyll.

Algo curioso de la novela es que el Dr. Jekyll se tiene que esforzar y pasarlo mal para conseguir sacar la parte mala de sí mismo. Tiene que sacrificarse y experimentar dolor para luego, al fin, experimentar aún más dolor, ya que convertirse en un engendro, desde luego, no le aporta nada positivo. Este sobreesfuerzo lo vemos reflejado en las siguientes líneas: “A esto siguió el más agobiante de los tormentos, un rechinar en los huesos, náuseas mortales y un horror del espíritu que no puede ser superado al de la hora del nacimiento o de la muerte. Luego, esas agonías comenzaron a ceder repentinamente, y volví en mí como si saliera de una grave enfermedad”. Eh aquí relatado el terrible proceso de transformación.

Finalmente, vamos con otra idea que nos transmite Stevenson. Leyendo la novela, nos podemos preguntar: ¿por qué razón para según quién puede ser bueno algo aparentemente malo? ¿Cómo puede disfrutar Hyde haciendo las barbaridades que hace? ¿Por qué otros se sentirían mal con sólo hacer la mitad de lo que hace el diabólico personaje? Relatividad es la respuesta. Todo depende de los ojos con que se mire y de la calidad humana que se tenga.








...por Carme Bosch ...por Carme Bosch


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




9 comentarios en El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde, de Robert Louis Stevenson

  1. Es un libro que leí cuando estudiaba en el instituto. Al principio no tenía ganas de leerlo, pero reconozco que “El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde” es un libro que te atrapa.

  2. Yo también leí “El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde” de Robert Louis Stevenson por que me lo dijeron en el instituto. Me gustó mucho.

  3. Hola,

    Yo todavía no he terminado de leer “El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde”, pero me lance a buscar una síntesis del libro y esta es la mejor que he visto, es muy clara y precisa.

  4. Me ha encantado “El Extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde”, al principio me parecía un libro de estos aburridos que te mandan leer, pero al final me encantó, os lo aconsejo para leer.

    Un saludo para mis amigos y compis del cole.

  5. Es una historia agradable, por momentos divertida y misteriosa. Todos la deberían leer algún día.

  6. Leí cuando estudiaba el libro de “El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde” y me gustó mucho, creo que Robert Louis Stevenson escribió un libro que ha pasado a la historia.

  7. Hola, ya terminé de leer el libro “El extraño caso del dr. Jekyll y mr. Hyde” y me pareció super interesante ya que hay mucho misterio… definitivamente este libro te atrapa.

  8. Me encanta el libro, uno de los mejores que he leído.

  9. <> mencionado en este artículo, indudablemente fue estudiado profundamente por Bill y Bob, fundadores de Alcohólicos Anónimos, para diseñar el programa de rehabilitación de estos adictos: <> LE DIJO EL DOCTOR BOB A BILL…

    Si esto es así hay que levantar el mas grande monumento de Roberto Luis Stevenson…

Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2013 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::