buscar
Espanol flagIngles flag






Tiempo estimado de lectura 4:36 min. rellotge



Cumbres borrascosas, de Emily Brönte

“Cumbres borrascosas” de Emily Brönte salió a la luz en 1847. Durante un largo periodo no se supo apreciar el talento de la obra.

Y es que en la época en que surgió, la sensibilidad y la cultura existentes, ofuscaron el entendimiento de la novela. Las fuerzas irracionales que se describen en el libro fueron interpretadas como algo brutal e impropio de la condición humana. Sin embargo, ¿que hay más humano que lo irracional y al mismo tiempo lo racional? La persona es corazón y cabeza, no sólo una de las dos cosas. Debido, pues, a los prejuicios de la rígida sociedad victoriana, esta novela tardó su tiempo en ser reconocida como lo que es: una obra maestra y un clásico de la literatura universal.

En cuanto a contexto, la obra se sitúa en la Inglaterra puritana de principios del siglo XIX. La acción ocurre a más de ciento sesenta kilómetros de la capital británica. El ambiente es ignorante, cruel, supersticioso… se retrata a una sociedad poco madura, llena de rígidas normas sin fundamento alguno. De esta forma, el lector se ve obligado a diferenciar por él mismo entre lo fantástico y lo real, lo malvado y lo bueno, lo espiritual y lo banal. Y es que la ambigüedad y el increíble contraste entre las fuerzas opuestas de la naturaleza constituyen uno de los encantos de esta gran obra de la literatura inglesa.

Los personajes no tienen desperdicio alguno. Están descritos con una impresionante riqueza psicológica. De tal modo, que nos hacemos perfectamente a la idea de cómo son y como evolucionan. La maestría de Emily Brönte consiste, en parte, en hacernos creer que éstos son personas reales y hasta tenemos la sensación que los conocemos de toda la vida. La mayoría de ellos están envueltos por una atmósfera de intriga. Son interesantes y misteriosos. El señor Lockwood, que se ve como un misántropo, es motivado por eso mismo a acercarse a un lugar, lejos de la civilización. No obstante, veremos como diferentes acciones que lleva a cabo no cuadran con su actitud inicial. Por otra parte, la señora Elena Dean se esforzará en aclarar estas actitudes ambiguas. 

Por otro lado, el señor Heathcliff aparece como un ser atormentado y celoso de sus bienes. Éste huye de todo contacto social, más allá de lo que sea imprescindible. Se trata de un personaje central en la novela y está presente en ésta desde el inicio hasta el final. Es definido como una persona que por estar amargada, amarga a los demás. Es maltratado y se convierte a la vez en maltratador. Es una víctima y a la vez utiliza la venganza como arma principal. El personaje de Catherine Earnshaw puede ser interpretado como el alter ego de Heathcliff. Ello es afirmado por la propia Catherine en el libro, la cual en un instante concreto de la obra admite que sus penas han sido las de Heathcliff y acaba comentando que ella es la misma persona que él. Está claro que entre los dos existe un grado de dependencia e interacción que sobrepasa lo corriente. Catherine Earnshaw es un personaje que evolucionará a lo largo de la novela. De este modo, de ser una pequeña salvaje que se va de las Cumbres, pasa a ser Catherine Linton. Ésta es ahora la señora de la granja y esposa. Será substituida, no obstante, por su propia hija, Catherine Linton, que se convertirá en Catherine Heathcliff y finalmente en Catherine Earnshaw, debido a los sucesivos enlaces matrimoniales que contrae.

Con respecto al argumento, éste se centra en la misteriosa y lúgubre mansión de Cumbres Borrascosas. Éste será el lugar del primer encuentro entre la efusiva Cathy y Heathcliff, un huérfano rescatado por su padre de las calles de Londres. Ambos niños crecerán alrededor de los grandes páramos de Yorkshire y entre ellos va a surgir una apasionada historia de amor. Pero un buen día, Cathy es presentada a sus ricos vecinos y prometida en matrimonio a su hijo. Éste último, de la misma clase social que ella. De esta forma, Heathcliff sufre un cambio radical en su persona y ve como en su alma surge un odio que le despierta una gran sed de venganza, que arde en su interior como una dolorosa llama, que no se apaga.

El estilo narrativo es increíblemente descriptivo, de tal forma que nos adentramos fácilmente en el mundo de cada personaje, de cada situación. Se trata de un fascinante análisis de la naturaleza humana en el que quedan perfectamente plasmados los defectos y las virtudes de las personas. El estilo se podría comparar al de las obras de teatro griego, donde se destaca la importancia que tiene el pasado en un presente, lleno de conflictos. Por otro lado, la riqueza de vocabulario de Emily Brönte es impresionante. La escritora se sirve de las palabras más variopintas para expresar toda clase de sentimientos, inquietudes y tragedias. La vida, en toda su esencia, está concentrada en esta obra. Y es que se dice que Emily Brönte era una persona mística y muy inquieta en cuanto a las cuestiones más profundas del espíritu humano. Por ello, gustaba de pensar sobre temas trascendentes y ello, en parte, lo hallamos en esta fantástica obra.

El simbolismo en la novela está presente en todo momento. De este modo, Cumbres borrascosas representa el lado oscuro de la vida. Así tenemos la sensación que este lugar es un infierno. Por el contrario, la Granja de los Tordos vendría a representar la paz y la armonía… el cielo, en definitiva. Así, vemos como los personajes y las emociones más fuertes e instintivas forman parte de ése microcosmos que es Cumbres Borrascosas. La calma y la beatitud tendrán cita en la Granja de los Tordos, lugar apacible donde los haya.

“Cumbres borrascosas” es la gran y única novela escrita por Emily Brönte (1818-1848). El resto de su obra se limita a una serie de poemas, que fueron publicados en diferentes ediciones. De éstos señalaremos los relativos a Gondal, un universo mágico y sin igual que brota de la imaginación de una poetisa todavía muy joven. En “Cumbres borrascosas” apreciamos ya a una Emily Brönte madura, tanto personal como profesionalmente. Así, la obra magna de esta autora nos brinda una lectura interesante, intrépida, apasionada y desgarradora. Simplemente inolvidable. Debido a su prematura muerte, si sólo escribió una novela, podemos preguntarnos: ¿cómo hubieran sido las otras? Y es que la escritora británica, con sólo un libro publicado logró hacer historia. Algo que no muchos consiguen.








...por Carme Bosch ...por Carme Bosch


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




3 comentarios en Cumbres borrascosas, de Emily Brönte

  1. “Cumbres Borrascosas” es una historia de amor y de venganza, de odio y locura, de vida y de muerte. Una obra genial de Emily Brönte.

  2. Luciano Bogi lo deja muy claro:
    Cuando se comienza la lectura de un clásico como “Cumbres borrascosas”, hay ciertos elementos que no se pueden dejar pasar. El aspecto psicológico de cada personaje es uno de ellos. Esta obra corresponde a la Inglaterra pueril y puritana de principios del siglo XIX, y el lugar donde se desarrolla se ubica a más de ciento sesenta kilómetros de la capital. Emily Brontë describe la trama con una riqueza de vocabulario que impresiona, mezclando emociones, sensaciones y tragedias.

  3. Creo que Heathcliff salió de Liverpool, no de Londres.

Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2013 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::