buscar
Espanol flagIngles flag






Tiempo estimado de lectura 6:47 min. rellotge



Aunque seamos malditas

Aunque seamos malditas

Hay acusaciones que nos marcan para siempre. Ainur intenta cambiar su destino. Puede que sea inocente pero tiene que huir para salvarse. Es la primera mujer que ha ganado un juicio por acoso, sin embargo nadie le da trabajo y unos misteriosos perseguidores le pisan los talones. Encuentra refugio físico en un pueblo arrimado a un precipicio donde habitan seres tullidos con una nueva visión del mundo. Su mente se refugia en la historia de Selene, la partera, la que hablaba con los lobos: una comadrona quemada por bruja y tenida por Santa. Los dos refugios ocultan grandes peligros y encierran secretos que golpean a Ainur, que se embarca con el lector en una intriga filosófica en la que lo cotidiano peregrina por las grandes cuestiones de la humanidad.

Anónimos, animales muertos y libros: libros que pueden cambiar nuestra vida. Como un insecto Ainur se ve atrapada en la tela de araña que teje Consuelo la tuerta del ojo de cristal, guardiana de la memoria de un pueblo y empieza a convivir con los extraños seres que habitan una aldea que aparece y desaparece en la bruma. Conoce al Farero de un faro que no alumbra, un hombre que ha vivido de lo que otros dejaban en la basura. Un hombre reciclado con las virtudes que otros consideraban vicios. Antaño fue un profesor respetado. Le acusaron de una violación que no cometió y su vida quedó truncada. Ahora conduce a Ainur a la sima de los huesos, el lugar desde donde los esqueletos de los niños vigilan el futuro.

El Farero, Ainur y Selene creen en el poder de los libros. Un ejemplar del Lazarillo es su talismán para confirmar el poder mágico de la palabra. Y es que el amor tiene muchos rostros en el pueblo de los cojos: puede ser el Farero o el Señor Oscuro: un misionero renegado en cuya casa no entra la luz del sol. O pueden ser el Cartero Siniestro y su novia minúsvalida.

Ainur descubre que el hombre nunca llegó a la luna y encuentra a Satán el día del Eclipse. Para salvarse tiene que descubrir que la historia de Selene es también la suya. La historia de una mujer que intentó ejercer la Medicina pese a que estaba prohibida a las mujeres que no podían pisar las Universidades donde se estudiaba. Una mujer que vió como quemaban a su maestra en la hoguera y que se enamoró del hombre que sería su Inquisidor.

Cuando aparece el cadáver de un hombre ahogado la histeria del pueblo se desata. ¿Quién escribió los anónimos? ¿Dónde está el Farero? ¿Quién es realmente el Señor Oscuro? ¿Saben los culpables que son culpables?

Un rompecabezas magistralmente armado sobre la identidad y el doble, sobre la culpa y el deseo, sobre el monopolio de los médicos y la caza de brujas, donde nada es lo que parece, ni siquiera el amor, ni siquiera la muerte.

“Aunque seamos malditas” va contra corriente, es un crisol en el que se reinventa la novela histórica, las tramas policíacas y el nouveau roman, y hace parodia de todos ellos. Eugenia Rico, la voz más original de la narrativa española actual, nos brinda una insólita aventura literaria, que nos hará reír y llorar, y entusiasmarnos con unos personajes que irremediablemente nos recuerdan a nosotros mismos. Creación metaliteraria, reflexión sobre lo cotidiano, una original novela de misterio, investigación sobre el pecado original y nuestra capacidad para salvarnos, ensayo sobre la incipiente industria farmacéutica y reencuentro con la temática de la caza de brujas. Una vuelta de tuerca irónica que ajusta las cuentas a la literatura de consumo y nos devuelve la vitalidad de la lectura como la forma suprema del placer.

 

La autora
Eugenia Rico (Oviedo, 1972) licenciada Derecho y Relaciones Internacionales, estudió tambien Arte Dramático y Guión de Cine, aunque lo dejó todo por la lieratura.
Desde que publicó su primer relato con once años no ha parado de ganar premios literarios. Su primera novela, “Los amantes tristes”, le granjeó el apoyo unánime de la critica. Después vendrían “La muerta blanca” (Premio Azorín 2002), “La edad secreta” (finalista del Premio Primavera de Novela 2004), el ensayo “En el país de las vacas sin ojos” (Premio espiritualidad 2005) y “El otoño alemán” (Premio Ateneo de Sevilla 2006). El conjunto de su obra recibió la Beca Valle-Inclán de la Real Academia de España en Roma.
Colaboradora de la “revista de Occidente” “El Mundo” y “El País”, Eugenia ha sido escogida por la revista “Leer”, El cultura”, “El Periódico de Catalunya” como una de las novelistas fundamentales de su generación. Cultiva un estilo narrativo fresco y original, que nos recuerda a autores como James Joyce y Virginia Woolf.

 

Entrevista
Han dicho de ti que eres la inventora de un nuevo tipo de novela. Hablan de ti como precursora en España de la novela interactiva o de la novela europea. Se dijo también que “La muerte blanca” fue la primera novela fragmentaria del S.XXI ¿Crees que tus novelas son tan distintas a lo que se está haciendo ahora mismo?
Creo en buscar nuevos caminos para la novela. Todos somos deudores de la gran novela del XIX pero en pleno S.XXI después del nouveau roman y las vanguardias, hay que renovar también la novela. Todas las buenas novelas son interactivas, en las mías sólo intento dejar huecos que el lector reconstruye con su imaginación. Respecto a la novela europea, en un mundo global necesitamos hacer novelas también globales.

¿”Aunque seamos malditas” es una novela sobre las brujas?
No, es una novela en la que se habla de las mujeres que llamaron brujas y de los perseguidos de hoy en día, las víctimas de la moderna Caza de brujas. Una novela sobre el monopolio de los médicos, sobre los que han sido acusados sin culpa, sobre el acoso laboral y las nuevas formas de la Inquisición. Las brujas son un símbolo. Todas las mujeres dicen en algún momento que son un poco brujas y todas las mujeres llaman a otra “bruja”. O sea que llamarse “bruja” es para muchas mujeres un insulto y un cumplido. La expresión más alta de ser mujer y su negación.

Pero, en tu novela hay hombres perseguidos como el farero acusado de un crimen que no ha cometido.

Porque no sólo las mujeres son las acosadas y las perseguidas. Las pequeñas persecuciones de todos los días, esas que todos hemos sufrido alguna vez acaban causando tantas víctimas como los grandes desastres de la historia. Y no se habla de ellas. Al menos no lo suficiente.

Dices que hoy en día la Inquisición tiene otros rostros…
Hoy hay muchas Inquisiciones: el juicio de los medios puede ser igual de represor. Hay un inquisidor dentro de nosotros y otro en la oficina, en la familia, etc

¿Crees que las mujeres de hoy en día seguimos estando igual de perseguidas que hace unos siglos? ¿Cómo se refleja esto en tu novela?
Se sigue persiguiendo a los que son distintos. Hombres o mujeres. Mejores o peores. Los que intentan pensar por su cuenta se siguen enfrentando a la caza de brujas.
En cuanto a las mujeres en Europa creen que han conquistado la libertad y todos los días la realidad les demuestra que no es cierto. Siguen enfrentándose al techo de cristal, ganan menos que los hombres. Las matan por ser mujeres. El aumento de los crímenes de género es la señal de que la sociedad aún no está preparada para la igualdad y la igualdad que va a triunfar es la que nace en las mentes.

¿Qué le dirías a un lector que no conoce tu obra para que se adentre en la lectura de “Aunque seamos malditas”?
Me gustaría pensar que va a gozar y a sufrir mucho en muy poco espacio de tiempo. Que va a aprender algo. Es lo que me pasó a mí mientras la escribía. Los novelistas mentimos para decir la verdad. Aunque seamos malditas cuenta una verdad que nos importa a todos.

Tu estilo narrativo es muy fresco y original, y se asemeja a autores de la talla de Virginia Woolf o James Joyce, ¿cómo crees que encaja esta forma de narrar en el panorama literario español?
No sé si merezco esos cumplidos. Siempre me han dicho que parezco una autora extranjera y mi literatura ha sido muy apreciada en el extranjero. Creo que es muy española, de un país que ha cambiado y se ha integrado en las últimas corrientes del arte moderno.

La novela es una obra coral, que aúna muchos personajes, saltos en el tiempo, juegos de espejos,… una novela compleja. ¿Crees que estará al alcance de todos los públicos?
Pienso que los lectores son inteligentes.

¿Por qué el escenario de toda la novela es un pueblo en el que sólo hay tullidos?
En ese pueblo a todos les falta algo, en nuestra vida a todos nos falta algo. Por perfectos que creamos ser.

Mezclas sentencias, noticias de periódico, pequeños haikus, trozos filosóficos, estilo coloquial con cultismos, juegas con el lenguaje. Tú tenías un estilo inconfundible ¿ Ha cambiado tu forma de escribir con Aunque seamos malditas o sigue siendo la misma?
He madurado, he integrado la búsqueda formal. Primero consideraba un desafio colgar dos personajes en la nada como en “La edad secreta”. “Aunque seamos malditas” es mi novela más ambiciosa. Muchas voces, muchos personajes, muchas épocas y el mismo deseo de contar una historia más verdadera que la vida.

- Participa y llévate un ejemplar del libro “Aunque seamos malditas”.

 

Autora: Eugenia Rico | Editorial: Suma de letras | Cubierta: Rústica
Páginas: 488 | PVP: 18 €








Fuente: Suma de letras


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




1 comentario en Aunque seamos malditas

  1. “Aunque seamos malditas” me ha encantado, se lo recomiendo a todo el mundo.

Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2013 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::